Sentirse observado: ¿Te ha pasado?


Dinos una cosa. ¿Alguna vez estando solo o en compañía -es indiferente- has sentido que alguien o algo te está observando? 

Si eres un apasionado a las investigaciones paranormales, este fenómeno es uno de los más frecuentes cuando se hacen algunas investigaciones. 

Es una sensación rara, donde la persona que lo experimenta, siente realmente como si alguien o algo, estuviera allí observándole fijamente mientras camina o está en un lugar concreto. 

¿Esto quiere decir que un fantasma nos está mirando? ¿Tiene alguna explicación científica que lo pueda explicar? 

Todos estos temas te los queremos contar en este nuevo artículo donde hablaremos de una de las sensaciones más experimentada por la sociedad, sentirse observado

¿Cuando suele sucede este fenómeno en las investigaciones paranormales? 

Empecemos hablando de este tema en las investigaciones paranormales, ya que en una gran parte de ellas, seguramente casi todos los investigadores que nos hemos encontrado en un lugar solos y a oscuras, hemos experimentado esta sensación. 


Pero seguramente te preguntarás cuando esto es más común que suceda estando investigando un lugar encantado. 

Esto en su gran mayoría suele suceder cuando ya el ambiente de donde estamos, empieza a ser más denso de lo normal, es decir, cuando sentimos que el propio ambiente se vuelve pesado, casi siendo muy espeso e incómodo. 


Nosotros hemos experimentado esta sensación muchísimas veces, pero desde hace unos pocos meses, hemos estado analizando este proceso y nos hemos dado cuenta, que por norma general, esto sucede antes de que algo o algún fenómeno paranormal vaya a ser presencia

Es como si nuestro cerebro nos advirtiera de que algo va a suceder ese preciso momento y créenos que casi nunca se equivoca. 

Alguno de estos síntomas que nosotros mismos incluso hemos experimentado cuando esto nos sucede son las siguientes: 


  • Sentir que alguien nos observa.
  • Poder notar la presencia de algo o alguien que está a nuestro lado. 
  • A veces sentimos frío o calor según las circunstancias.
  • Sentimos como alguien nos toca de manera real.
  • Cierto grado de angustia o miedo. 

Bien, más o menos esto es lo que sienten algunas personas con las que hemos hablando de este tema cada vez que aseguraban que se sintieron observados pero que en realidad no había nadie con ellos en donde estaban. 

Hemos querido indagar en este tema ya que es algo muy interesante y nos hemos topado con algunas cosas bastante peculiares en todo esto. 

La ciencia explica el fenómenos de sentirse observado 

Leyendo algunos artículos encontramos ciertos detalles que nos dejan con más preguntas que respuestas pero veamos lo que encontramos al respecto sobre este tema. 


En este primer artículo hemos visto como científicos aseguraban que este fenómeno se producía por algunos problemas neurológicos en los pacientes estudiados. 

Lo que este estudio reveló fue que las personas que padecían -como por ejemplo epilepsia- tras realizar resonancias magnéticas, se veía claramente como algunas zonas del cerebro estaban muy activas, dichas zonas eran: la corteza temporal, parietal, la corteza insular y la corteza parietal-frontal; áreas relacionadas con la propiocepción es decir, con la propia percepción de nuestro propio cuerpo. 

El experimento que realizaron -ojo con el dato- con personas que tenían alguna deficiencia neurológica, consistía en lo siguiente: 


En una habitación y con los ojos tapados todos tenía delante suyo a un robot que podían tocar con el dedo índice. Detrás de ellos había otro robot esclavo del primero, es decir reproducía los movimientos del primero. 

Más tarde se introdujo un retraso en los robots, este desfase hizo crear la sensación de que había alguien más cerca de ellos. 

Y el otro estudio asegura lo siguiente: 

Este aseguraba que el cerebro humano es propenso a saber cuando alguien nos está mirando aunque esta lleve gafas de sol oscuras o estemos en plena oscuridad, siendo esto un mecanismo de defensa para la supervivencia de nuestra especie. 

¿Pero a caso todas estas pruebas dan una respuesta a la pregunta de muchos investigadores? 

Cómo es entonces que muchos de nosotros hemos sentido que nos observaban cuando sabíamos que en la habitación no había nadie. Y en una investigación sabiendo que nadie tiene gafas de sol ni estamos con los ojos vendados y con una luz tenue, se sigue experimentando esto. 

¿Puede deberse esto a verdaderas presencias? 

Estos estudios nos gustan mucho porque nos hacen hacernos más y más preguntas al respecto del tema, dando como resultado más investigaciones al respecto. 

Pero lo que estos estudios tendrían que estudiar en profundidad es como algunas personas y no todas, son capaces de poder percibir ciertos cambios electromagnéticos dando como resultado el poder ver a una persona o a otra cosa, al lado de una persona. 

Es cierto que la gran mayoría de estas personas dicen o más bien presumen de ello aunque casi todas son un fraude, pero de todas ellas, las que menos presumen son las que más certeza hemos comprobado que poseen las que en realidad tienen un sexto sentido que les ayuda a ver estas cosas. 

Nosotros sí que hemos comprobado mediante lecturas de campos electromagnéticos, cuando una entidad se manifiesta y queda registrado en el aparato, es cuando sentimos esa sensación de inquietud, de sentirnos observados y es casi siempre algo fugaz no continuo. 

Según nuestra experiencia cuando esto ocurre...

Lo cierto es que nosotros como investigadores tenemos un bagaje de investigaciones y hemos realizado unas cuentas y cuando esto ocurre por norma general suelen pasar algunas cosas que debes tener en cuenta: 

  1. Puede tratarse de que realmente sí que haya una entidad energética a nuestro lado y notemos la perturbación electromagnética de ésta. 
  2. Las personas que lo experimentan suelen siempre decirnos que "eso" que sintieron, les acompañó a casa. 
  3. Se asocian a entidades negativas o a energías muy fuertes pero no necesariamente negativas. 
  4. Podemos ser nosotros mismos al vernos a nuestro cuerpo pero sin identificar que este es nuestro propio cuerpo. A esto se le conoce como autoscopia

Si nos damos cuenta que cuando la persona que lo experimenta es más sugestionable que el resto, es cuando al parecer esta presencia les acompaña a casa y muchas veces puede tratarse de nada, sino más bien simple sugestión, aunque hay veces que esta sugestión está justificada y realmente hay algo con esa persona. 

Sea lo que sea, nosotros tenemos un truco que hasta el momento ha funcionado al 100% de las personas a las que se lo hemos mandado a hacer, dando como resultado que la sensación esa de sentirse observado desaparece muy rápidamente. 

Hay que decir antes que en realidad esto de sentirlas es gracias a nuestro cerebro ya que todo esto es posible gracias a él. 

Nuestro ensayo mental que hará que esto desaparezca 

Llamamos un ensayo mental a aquellos experimentos o ejercicios que nosotros mismos podemos hacer con nuestra propia mente y que dan resultados más eficaces que cualquier otro consejos de otras personas que solo quieren sacarte el dinero. 

El ensayo mental consiste en lo siguiente: 

  • Deberás hacerlo en una habitación tranquila o lugar tranquilo. Nadie puede interrumpirte durante unos 15 minutos que dura esto. 
  • Los primeros 5 minutos dedicarás a relajarte completamente. Da igual que pasen pensamientos por tu cabeza, siéntelos pero relájate. No estés ni preocupado ni tenso ni nada, no sientas nada. Solo relájate. 
  • Ahora otros 5 minutos deberás prestar atención solo a tu respiración. Siente como respiras, cuando sale y entra aire y como tus pulmones se expanden u contraen. 
  • Ahora es cuando los últimos 5 minutos deberás dedicarlos a la visualización
  • De pie, en la habitación y relajado deberás imaginarte como una especie de burbuja, campo de fuerza, llámalo como quieras, te empieza a cubrir todo tu cuerpo.
  • El color debe ser el que primero te llegue a la mente, no elijas tu color favorito, sino el que tu mente elija. 
  • Ahora es cuando debes prestar mucha atención porque esa burbuja te deberá cubrir desde por encima de la cabeza hasta por debajo de los pies
  • Una vez la veas y te veas dentro de ella, es hora de visualizar aquello que te atormenta, puede ser en forma de bruma negra, en forma de silueta como quieras, pero imagina que esta choca con tu burbuja y va perdiendo fuerza. 
Esto para que te funcione lo deberás hacer todos los días durante al menos 1 semana entera, de lunes a domingo. Luego verás como esa sensación se termina esfumando. 

Es por esto que nos gustan los experimentos, porque nos damos cuenta que todo esto está y lo podemos controlar con nuestra mente. El ejercicio no solo sirve para estos temas si no para los que quieras.


¿Tienes una reunión importante y quieres estar relajado y bordarla? Hazlo. ¿Te examinas de un examen mañana? Hazlo. ¿Tienes una relación con amigos tóxica? Hazlo, te protegerás de ellos. ¿Quieres más fuerza energética? Hazlo. 

Sirve para cualquier cosa, si lo hace constantemente verás como estás más relajado e incluso llegarás a desarrollar más tus capacidades sensitivas.

Comentarios