Fantasma es captado en castillo encantado de inglaterra


En lo más profundo de un valle del condado de Devon, Inglaterra se encuentra un castillo que perfectamente podría servir de inspiración para una buena película de terror o de suspense. 

Este enorme castillo está en la actualidad en ruinas, pero dentro de estas paredes derruidas se conservan aquellos ecos del pasado que alguna vez le dieron por así decirlo, vida a este castillo inglés. 

En su interior, podremos encontrar la casa isabelina -ya abandonada- de la familia Pomeroy y Seymour. En un principio se pensó que sería una enorme mansión, pero con el tiempo se dejó en decadencia, tan solo abrazada por las paredes del castillo. 

Hoy en día son muchas las personas que se dejan llevar atraídos por este majestuoso lugar en ruinas, visitándolo para contemplar en algunos casos su arquitectura y en otros su historia. 

Otras personas sin embargo van a visitarlo para conseguir otras cosas. Y es que este castillo es uno de los más encantados de toda la región y ahora un grupo de adolescente asegura haber conseguido una prueba que lo corrobore. 

El fantasma del castillo Berry Pomeroy   

Este grupo de jóvenes visitaban el castillo en busca de aventuras atraídos por las numerosas historias de fantasmas que hay en el lugar. Una de las jóvenes que estaba en el grupo, Chloe de 19 años de edad, aseguró que nada más ver la foto, se quedó completamente sin palabras. 

"Fuimos allí bien entrada la madrugada, cerca de la 1:00 ya estábamos allí sacando fotos" -comentaba la joven al Daily Mail Online- "Nunca antes había ido a este lugar, pero Tayler nos dijo que este lugar estaba encantado, así que nos pareció una buena idea poder visitarlo. El único que allí había estado era Tayler, quien nos guió por todo el camino. Muchas personas creen que los fantasmas pueden aparecerse en forma de animales y yo también lo creo. Siempre he sido escéptica con todos estos temas, hasta ahora. Esta foto es suficiente para creer". 

Este castillo en ruinas, fue el último en llegarse a construir en Inglaterra, perteneciendo a la familia Saymour. Edward Saymour compró este castillo a la familia Pomeroy en 1547. Lo cierto es que la familia Saymour tuvo una importante relevancia en la dinastía de los Tudor, que gobernó durante 1485 hasta 1603


Jane Saymour fue la esposa de Enrique VIII y la madre de su hijo, quien tiempo después se convertiría en el rey Eduardo VI.



Chloe aseguró que no fueron con intenciones de poder captar fantasmas en el interior del castillo. 

"Nunca en un millón de años pensé que pudiera conseguir una foto como esta" -continuó hablando al periódico inglés- "Hice la foto justo enfrene de la cafetería del castillo, es un lugar hermoso, pero por la noche es bastante raro". 

Una de las leyendas del lugar, asegura que los hermanos Pomoroy se suicidaron en este mismo lugar, para evitar ser atrapados por los enemigos. Ambos avituallados con sus armaduras subieron hasta esta zona con sus caballos y directamente cayeron al vacío.  

Muchos de los visitantes que hoy van al lugar aseguran que en más de una ocasión se han podido escuchar gritos que precisamente vienen de este lugar apodado "Pomeroy`s Leap" o lo que es lo mismo "El salto Pomeroy".




Otros muchos aseguran haber visto toda clase de figuras fantasmales; también hay historias de personas que cuentan como nada más llegar a este lugar les invade una sensación de pánico y cierto malestar

Uno de los fantasmas más famosos de este castillo es el de Isabella, quien se aparece casi siempre en una de las cocinas del castillo. Se cuenta que la joven Isabella tenía 9 años cuando murió y que era hija de un noble y una sirvienta. 


Otro de los fantasmas famosos es el de "La Dama Blanca". Esta está en las mazmorras y en la torre Santa Margarita. Muchos creen que es el fantasma de Lady Margaret Pomoroy quien fue encarcelada por su hermana mayor por simples celos. 

"La Dama Azul" es otra de las entidades que se suelen manifestar en el lugar. Se trata de una de las hijas de la familia Pomoroy, siendo su historia una de las más crueles. En ella se cuenta como la joven se vio obligada a tener una relación incestuosa con su propio padre. 



Al dar a luz, asesinó a su hijo nada más nacer estrangulándolo. Quien sabe a lo mejor no quería que su hijo pasara por lo mismo que ella. Sea como sea, ahora el espíritu de esta joven dolida vaga por este castillo hoy en ruinas. 

Ya para concluir quiso advertir a todos aquellos aventureros que se quieran adentrar en el castillo: 

"Forma parte siempre de un grupo y nunca vallas solo ya que han habido personas que han salido con arañazos y hematomas al salir del castillo. Si vas no esperes ver nada extraño. Alguien que vaya con la idea de conseguir algo, creerá que el movimiento de un pájaro entre las ramas puede ser algo aterrador y no serlo". 

Unos consejos que sin duda nosotros desde aquí te animamos a seguir no solo con este castillo, sino con todas aquellas localizaciones a las que pretendas ir. 

Es increíble como la historia de este lugar acontece todo el ambiente de este castillo en ruinas. Una historia que por mucho tiempo que pase, seguirá viva en personas como estos jóvenes, que obtienen pruebas del pasado en tiempos modernos. 

¿Te ha gustado el artículo? Si es así porque no nos ayudas a crecer compartiéndolo con tus amigos y amigas. ¡Entre todos podemos llegar a muchas más personas! 

Comentarios