Winchester la casa que constureyeron los espíritus (Historia Real)


Para todos los que somos Amantes del cine de Terror, seguramente ya sabrás que mañana se estrena una película muy interesante y lo que nos gusta a nosotros, ¡está basada en verdaderos hechos reales! 

Seguramente ya sabrás de qué película te estamos hablando. Así es Winchester: La casa que construyeron los espíritus. Por si aún no sabes de qué va la cosa, te dejamos su trailer internacional para que le eches un ojo. 



¿Pinta de maravilla no? Hoy te contaremos las verdades que hay tras la película. Te explicaremos eso de que era una casa en plena construcción y que la manda más de la construcción era Sarah Winchester. Ya que todo esto es completamente CIERTO. 

¿Intrigado/a no? Pues vamos a conocer la historia de la mansión Winchester, la casa que construyeron los espíritus

Riqueza a través de la muerte, los rifles Winchester 

Por muy poco amante que seas de esto de las armas, seguramente el nombre de Winchester -a parte de ahora por la película- te sonará de algo, pero no sabes muy bien de qué. 


Y es que el señor Oliver Fisher Winchester (1810 - 1880) lo hizo realmente bien, con respecto al empuje que le dio a su negocio de las armas. 

Lo que realmente le dio la fama a este hombre fue el sistema de repetición que este rifle tenía con respecto a sus predecesores más anticuados. 

Esta familia de armas sirvió para facilitar la colonización del oeste en los Estados Unidos. La empresa Winchester Repeating Arms Company le dejó un gran y cuantioso capital.

A la izquierda vemos a la autentica Sarah Winchester y a la derecha a Helen Mirren quien interpreta el papel de Sarah en el nuevo trabajo de los hermanos Spiering.

Su hijo William Wirt Winchester (1837 - 1881) heredó la compañía y ya en 1862 contrajo matrimonio con Sarah Lockwood Pardee, una joven de una familia muy acaudalada de Connecticut.

Años más tarde vendría una alegría para la familia Winchester, ya que nacía su primer y única hija. Aunque trágicamente la alegría no duraría mucho ya que a penas unas semanas de nacer, ésta muere repentinamente

Más tarde y por culpa de la tuberculosis, su marido muere heredan así parte de su compañía de rifles y quedándole un enorme agujero en su triste corazón. 

Sarah Winchester luego entra en una terrible y profunda depresión. 

En busca de una salida con el mundo paranormal

Tras la muerte de William y de su hija recién nacida, Sarah había perdido lo que más quería en el mundo, su familia. Ahora se encontraba viviendo completamente sola, rodeada por una fortuna millonaria heredada por la familia y repentinamente, era la accionista mayoritaria de la empresa. 


Aunque la mujer tenía una inmensa fortuna, ingresaba unos 1,000$ diarios, esto no le consolaba su terrible alma en pena. 

Tiempo después, Sarah seguía sin salir de semejante depresión y tristeza, por lo que decide consultar a una medium, para ver si ella es capaz de darle algunas respuestas necesarias.

Lo que le dijo la medium la dejaría de piedra. 

Su familia estaba maldita y tenía que huir al Oeste para poder construir una casa y así poder acallar todas las almas en pena que su familia a través de los rifles Winchester habían destruido. 

Tal y como le dijo la medium, Sarah se marchó de Connecticut para mudarse a San José, California y embarcarse en un proyecto de construcción interminable. 

La construcción de la mansión Winchester 

Como le había dicho la espiritista, Saraha siguió sus ordenes al pie de la letra, nunca mejor dicho. Según esta medium, la casa debería estar en construcción continua, así acallaría las almas en pena de toda aquellas personas que habían muerto por los rifles Winchester. 


Sarah vestida de absoluto negro, no tenía planes de construcción alguno, no disponía de arquitectos algunos y casi nunca se dejaba ver entre los vecinos. 

Ella misma era quién dibujaba los bocetos por la noche y a la mañana siguiente, se los pasaba al capataz de la obra para que este construyera bajo sus órdenes. Algo bastante curioso era que la casa debía de construirse durante las 24 horas del día, sin descanso. 

Una de las escenas donde podemos ver a Helen Mirren en Winchester: la mansión que construyeron los espíritus

Y así se hizo durante 38 largos años hasta que la vida de esta viuda en pena, terminó por fin a sus 83 años de edad. Falleció mientras dormía el 5 de septiembre de 1922.

¿Cual fue el resultado? Este. 

Una excelente casa victoriana muy grande, la cual poseía cosas sin sentido alguno, desde el punto de vista arquitectónico. 

Poseía puertas y escaleras que no llevaban a ningún lugar. En un principio se iban a construir unas 8 habitaciones. Terminaron siendo 160. Estancias de madera maciza decoradas con todos los lujos de aquella época y unas increíbles chimeneas que daban al lugar un aspecto más aterrador si cabe. 

Una de las famosas escaleras que no llevan a ningún lugar de la mansión Winchester.

Según algunas historias, lo que pretendía Sarah era intentar despistar a los fantasmas para que así todos y cada uno de ellos acabasen en las habitaciones cerradas con clavos y que nunca pudieran salir de allí. 

Aunque algunos expertos aseguran que no era más que un simple pasatiempo de esta mujer para poder pasar el dolor sin pensar tanto en él.

Una extraña fijación con el número 13  

Lo más interesante de todo esto, son las curiosidades que nos podemos encontrar dentro de la propia casa, fruto por una mujer que en sus sesiones espiritistas, los propios fantasmas, les decían como construir la mansión.

(Fuente)


La extraña fijación por el número 13 de Sarah era más que evidente. Habían 13 baños, todos los candelabros de la casa, poseen 13 velas, el armario de Sarah, solo deja que 13 prendas de ropa entren en él.

Por increíble que parezca esto, el 13 siempre se ha relacionado con la mala suerte, sobretodo en Estados Unidos, lo que le otorga a esta casa aún más misterios si cabe. 

Los fenómenos paranormales de la casa Winchester  

Lo increíble de la cuestión es que esta mansión hoy en día es un museo y a menudo se organizan visitas guiadas por toda la casa Winchester. Son muchos los turistas que se atreven a entrar en esta casa que han escuchado y visto cosas de lo más aterradoras

Eso sí, si quieres visitarla antes debes saber una cosa.  

"Nunca, te puedes separar del grupo, ya que la casa es tan grande que te podrías perder y el museo no se hace responsable de lo que allí te pueda suceder".

Algunos de los trabajadores de este museo, aseguran que en muchas ocasiones escuchan pasos que vienen de las paredes. Algunos de estos visitantes, han afirmado que nada más empezar la visita, se encontraban muy mal, dada la atmósfera que la misma casa posee. 

Para que veas que estos fenómenos no son más que historias contadas por las mismas personas que allí trabajan y que lo hacen a modo de publicitar su trabajo, el vídeo que verás a continuación fue grabado por un trabajador en una visita guiada nocturna. 



Desde entonces, son muchos los investigadores de lo paranormal que han querido ir a investigar a esta casa y de hecho son todos bienvenidos, pero eso sí, con la misma advertencia que se les da a los visitantes: "no nos hacemos responsable de lo que pueda suceder mientras investigan la casa"


Una historia derivada de la tragedia que hoy en día aun sigue estando viva. Los secretos que esconden esta casa de momento son interminables, sus misterios son completamente aterradores para todos aquellos valientes que se atrevan a pasar una noche investigando o un tour por esta mansión encantada. 

Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email
 
siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios