¿Qué son las energías residuales? y como eliminarlas




En el mundo paranormal existen varios tecnicismos que deberías conocer si por lo menos te quieres acercar a él aunque sea de una manera discreta. 

Más que nada para no estar perdido con los significados que a priori pueden parecer muchos, pero en realidad no son tanto y son fáciles de entender. 

Como sabemos que te gusta el mundo paranormal tanto como a nosotros, hoy traemos un artículo explicativo sobre las energías residuales, ya que muchos de ustedes a través de nuestro correo nos han estado preguntando qué son realmente este tipo de energías o si hay que temerlas por así decirlo. 

Si quieres que toquemos un tema en concreto que te gustaría leer aquí, solo tienes que mandarnos un correo a tenerifeparanormal@hotmail.com y nosotros te contestaremos de inmediato con la confirmación de que verás tu respuesta en uno de nuestros artículos. 

¡Así de fácil! 

¿Empezamos? 

La relación de la energía y lo paranormal 

Lo cierto es que muchas veces escuchamos que el mundo paranormal está siempre lleno de fantasmas, espectros y psicofonías que no sabemos hacer otra cosa para demostrar esto. 

Pero lo cierto es que con respecto a estos fantasmas o entidades, cabría destacar que existen variedades que dependerán del tipo de energía que tengan en un momento los "fantasmas". 

Nosotros las clasificamos de esta manera: 


  • Energías de clase A o inteligentes.
  • Energías de clase B o de poca carga
  • Energías residuales

Nosotros hoy nos centraremos en estas últimas ya que son por así decirlo las más especiales de todas con respecto a las curiosidades que hemos visto en ellas a lo largo de estos casi 5 años realizando investigaciones. 

¿Qué son las energías residuales?  

Bien, empezamos con una experiencia que seguramente te haya pasado alguna vez estando solo en casa o quién sabe en casa de un amigo o amiga mientras veías una película con él o con ella. 

Poniéndonos en el caso hipotético que estuvieras tu solo en casa seguramente más de una vez habrás escuchado a alguien caminar por casa. ¡Pero si estás tu solo! Al día siguiente a la misma hora, lo vuelves a escuchar, muy puntual el ruido. 

Así pasas 3 o 4 días, escuchando el mismo ruido una y otra vez, hasta que ya te olvidas de él y no lo escuchas. Pero un día vuelve con más intensidad y es aquí cuando la mayoría se asusta y no duerme. 


Pues bien, ya seguramente sabrás más o menos por donde van los tiros con respecto a las energías residuales. 

Ésta son energías de poca carga ya que no poseen la suficiente fuerza como para poder manifestarse en forma de sonido, temperatura, o incluso de poder verlas nosotros mismos. 



Entonces, con este tipo de energías hay que tener un sumo cuidado que luego veremos, pero déjanos comentarte una curiosidad sobre ellas primero. 

Las energías residuales por norma general siempre se manifiestan en forma de patrón cíclico que por así decirlo nunca llega a parar del todo, lo que puede ser un autentico dolor de cabeza para muchos investigadores y muchos testigos. 

Digamos que estas energías son siempre las que se escucha un ruido a la misma hora en el mismo lugar a una determinada época del año, por ejemplo. Si las analizamos con un detector de campos veremos que no poseen mucha carga electromagnética, tan solo la suficiente como para poder manifestar eso. 

Se podría decir que estas energías son las que se quedan impregnada en el ambiente, y por alguna razón que hasta la fecha de hoy se desconoce, nosotros podemos llegar a volver a revivir. 

Son energías que siempre se quedan aquí. Por ejemplo, ahora mismo tu energía está siendo impregnada en el ambiente, puede parecer una locura pero es cierto. Puede que los momentos de enfado, de alegría o de tristeza sean los más significativos para ti y quien sabe a lo mejor alguien en un futuro, puede encontrarse con una de estas energías que has dejado atrás. 

¿Hay que tener cuidado con este tipo de energías? 

Por norma general estas energías las solemos encontrar en casi cualquier lugar. O si no seguramente alguna vez te ha pasado eso de llegar a un lugar y notar como está cargado, no sabes como explicarlo, pero lo notas. 

Pues ahí tienes una energía residual en su máximo esplendor. 

Lo cierto es que muchas de estas energías suelen ser inofensivas, pero deberemos tener precaución con ellas en algunos aspectos que ahora mismo te contaremos. 

Cuando te mudes a una casa nueva. Sí, seguramente te lo habrás imaginado, y es que cuando nos mudamos a una casa que anteriormente ya había sido habitado por otras personas, sus energías residuales, se quedan en dicha casa

Es por eso que nosotros recomendamos siempre que la gente se muda a un lugar nuevo antes de siquiera colocar los nuevos muebles o los que tenías en la otra casa, hacer una buena limpieza del nuevo hogar



Al ir a un lugar cargado de estas energías. Sí, los reconocerás muy rápidamente. Al llegar a una casa, un apartamento, un bosque o donde sea y sientes como el ambiente muy cargado, denso. Eso significa que hay muchas de estas entidades residuales pululando por allí. Lo peor en esos casos es que al ser tantas las que hay, que sin quererlo algunas de ellas se pueden venir a casa con nosotros y es cuando empiezan los problemas.



Cuando te intentas comunicar con ellas. En una ocasión, tuvimos un caso muy interesante donde un joven había estado comunicándose a través de la ouija con lo que él creía que era una mujer. ¿Qué sucedió? Bueno te lo podrás imaginar, cuando llegamos a su casa estaba muy cargada. Pero no por una energía negativa, sino por una energía residual que se había apegado a este joven.

Siempre nos decía que escuchaba como el sonar de un timbre, pasos caminando por la casa y una mujer que hablaba en la cocina en plena noche. Tras la investigación pertinente, descubrimos que allí una mujer hacía diversos trabajos espirituales, dejando el ambiente sumamente cargado. 

Por eso nunca debes comunicarte con ellas, no te harán daño, pero si entrarás en su bucle, por así decirlo, y empezarás a escuchar siempre los mismos ruidos, como viviendo una vida pasada. 

No es tan fácil deshacerse de ellas 

A priori puede parecer que serán fáciles de deshacerse de ellas, ya que poseen poca carga electromagnética, pero todo lo contrario

Quizás sean una de las más complicadas de poder echarlas de un hogar, ya que se apegan tanto al ambiente que luego para poder deshacerte de ellas es muy complicado. 


Cuando realizamos la investigación en la casa del chico que te comentábamos antes, tuvimos que trabajar en esa casa mucho tiempo antes de poder sentir que allí no había absolutamente nada. 



Lo peor de este caso fue que el único -por desgracia- que podía deshacerse de la energía residual era el joven ya que era él quien la tenía apegada

Algunas energías pueden eliminarse muy fácilmente pero estas son las que más perduran y las que más lata pueden dar. 

Por eso te decíamos que en el caso de que te mudes a una casa nueva, siempre hagas una limpieza de ésta para que si hay una, no te moleste tanto como para no dejarte dormir. 

Cómo hacer una limpieza de una casa nueva 

Dado que es un tema bastante común, ahora mismo te daremos unos par de consejos para que si estás en una ocasión de mudanzas -todos sabemos como son- antes de llegar y mudarte sin más, hagas esto. 

  1. Limpia bien toda la casa. Una limpieza muy a fondo, no te dejes ningún rincón por limpiar. 
  2. Abre todas las ventanas y deja que el aire entre. Hay ocasiones en donde la casa se cierra y no se abre hasta que alguien la compra o alquila, así que es mejor que se ventile un buen rato. 
  3. Date un breve paseo por la nueva casa. Siente cada sensación en cada habitación de la casa y cuando notes algo en una de ellas, detente. 
  4. Si consigues notar algo, imagina que de ti emana una burbuja o un campo de fuerza -será tu propia energía- a continuación siente la sensación que sentiste antes y nota como se desvanece poco a poco. Puede que esto te lleve un rato así que tómatelo con calma.
  5. Por último y una vez hayas realizado esto en cada una de las habitaciones donde hayas sentido algo, toca de nuevo limpiar. Pero esta vez con un aroma que te represente o te guste. Puede ser lavanda, romero, una colonia, lo que sea pero que te represente a ti. 
Si sigues estos sencillos consejos a la hora de mudarte a una casa nueva, seguramente te evitarás futuros despertares en las noches siguientes a la mudanza y lo mejor de todo es que con esto, te sentirás como en casa desde el principio. 

¿Te ha gustado este artículo? Si es así compártelo con tus mejores amigos y amigas, entre todos podremos llegar a muchas más personas. ¡Ayúdanos a seguir creciendo! 

 
Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email
 
siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios