El fantasma de Lord Combermere


Las fotografías de fantasmas son sin duda alguna, uno de los fenómenos más interesantes que puedan existir dentro del mundo de lo paranormal. 

En muchas de esas fotos o filmaciones, puede que dichos fantasmas o apariciones, se puedan explicar, ya sea por un efecto natural o por una manipulación del mismo pero hay otras que es muy difícil demostrar qué puede ser. 

La foto que nos ocupa en el artículo de hoy, posee una historia bastante interesante y realmente curiosa, quédate y descúbrela con nosotros. 

La foto del fantasma de Lord Combermere 

Nuestro protagonista fue un vizconde que nació en 1818 y murió en 1891. Un hombre dedicado a la política y al ejercito, se hizo realmente famoso después de muerto y curiosamente por su fantasma. 

Trágicamente este vizconde fue atropellado por un carruaje y a los 7 días de ese mismo accidente, falleció de una apoplejía. Su cadáver fue trasladado como siempre se había hecho a la casa familiar para rendirle tributos en su funeral. 

La gran casa familiar era "La Abadía Combermere" y había sido construida por monjes benedictinos allá por el año 1133

En época del rey Enrique VIII, los ocupantes de esta gran casa, fueron desterrados por ordenes del rey y luego fue ocupada por la familia Cotton.

Curiosamente en aquella mansión fue nombrado como Lord a George en 1814. El supuesto fantasma era el del hijo de George, el heredero de dicho título.


El cortejo fúnebre partió de la Abadía hacia Wremburry Cheshire. Dicho lugar quedaba apróximadamente a unos 6 kilómetros de la misma residencia. 

En la mansión, no quedó absolutamente nadie, incluso el propio servicio fue a rendirle los tributos funerarios al Lord. 

Únicamente allí quedaba Sybell Corbet, quién no dudó en aprovechar la oportunidad para poder hacerse una fotografía en la biblioteca de la Abadía. 

Según afirmó ella misma, el obturador de aquella gran cámara, estuvo abierto al rededor de una hora eentera, antes de poder sacar una foto. 

Cuando por fin llegó el esperado revelado de las placas, todos aquellos que pudieron ver la foto, de inmediato reconocieron a aquel hombre semitrasparente que allí estaba sentado en la biblioteca. Lord Combermere. 

Muchas personas afirmaron que podía haber sido cualquier persona del servicio, quien se sentó y se levantó para hacer la ilusión de la fotografía, pero si recuerdas todo lo mencionado sobre eso, no había nadie en la Abadía. 



Puede que realmente alguién fuera de la familia se haya sentado en aquella silla y salido en la fotografía y si a eso le añadimos la poca calidad de revelado de las fotos de la época, tendríamos como resultado el supuesto fantasma ¿O no? 

Si alguna vez vas a Inglaterra, que sepas que puedes visitar esta Abadía y quién sabe, poder encontrarte con el verdadero fantasma de Lord Combermere. 


Fuente: supercurioso.com 

Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios