Aterradoras historias reales en los bosques


En todo el mundo, existen miles de lugares misteriosos. Algunos están en emplazamientos que no muchos saben de su existencia, otros sin embargo, están a la vista de todos. 

También hay historias de casas encantadas, misteriosos lugares con ciertas historias que pondrían al más valiente en duda de si ir o no, como puede ser el bosque de los suicidios.

Pero es en estos últimos, los bosques; donde muchas personas y puede que tú incluido/a, se sientan incómodos. Cuando cae la noche, un bosque, da igual el que sea, se convierte en el lugar más aterrador del planeta. 

Ya sea porque no sabes que vas a encontrar más allá de aquellas sombras que hay a lo lejos o por las historias que algunos lugareños cuentan. 

Y de esto último es de lo que te queremos hablar hoy en esta entrada. 

Empecemos...

Los guardabosques y sus historias

Si te gusta la naturaleza, puede que hayas pensado que el trabajo de los guardabosques sea el mejor que halla y nos aventuramos a creerte, pero en ocasiones puede convertirse en algo sorprendentemente escalofriante. 

El trabajo de un guardabosque o como se suelen llamar en Canarias, los guardias forestales, no es precisamente fácil. 

Va más allá de cuidar nuestros bosques, de vigilar que en ellos no ocurra nada que no tenga que ocurrir en ellos. 



En ocasiones especiales, los trabajos de estos profesionales, son bastante trágicos. Entre ellos podemos nombrar, la búsqueda de un joven desaparecido, el encontrar cadáveres en los pasos de senderismo, buscar a gente que ha sufrido graves lesiones y si seguimos llenamos una página entera de cosas similares. 

Pero lo que nos interesa contarte son algunas de las historias de guardabosques americanos, los cuales han vivido tales, que ni siquiera el más incrédulo de tus amigos, lo podrá creer. 

Hemos querido recopilar algunas de estas historias, que muchos guardabosques de los Estados Unidos han vivido, pero que se le está prohibido contar. 

Sin más dilación, pasamos a contarte la primera de las historias...

El hombre oso

Esta historia comienza con dos padres desolados. Padres que no sabía que hacer y con sus corazones casi literalmente en sus manos. 

Éstos llegaron a uno de estos guardas, pidiéndole que por favor, les ayudase a encontrar a sus dos queridos hijos pequeños que se habían perdido en el interior del profundo y espeso bosque. 

Cuando los guardas se replegaron para la búsqueda, pudieron encontrar a la niña. Pero el niño, aun seguía desaparecido. Dado esto, se le preguntó a la niña en donde había visto por última vez a su querido hermano. 



Lo que la niña respondió, dejó completamente perplejo tanto a los guardas como a los padres y ahora te dejará perplejo a ti

La niña aseguró, que fue el hombre oso, quién se llevó a su hermano. Éste ser, le dijo a la niña, que se quedara quieta y que no se moviera, tan solo quería jugar con el chico

Cuando el interrogatorio avanzó, la niña declaró que el hombre extraño, estaba todo cubierto de pelo y con un rostro verdaderamente extraño que ella jamás había visto antes. 

Esa fue la última vez que vio a su hermano; en los hombros de aquel ser extraño, que se lo llevaba a las profundidades oscuras del bosque. La búsqueda del muchacho perduró meses. 

Pero nunca se logró encontrar al chico. 

El hombre sin rostro de las altas montañas  

Otra de las historias perturbadoras, sucede cuando un grupo de guardas, estaba en busca de un alpinista que había sido declarado como desaparecido hacía ya dos días. 

Cuando el grupo de profesionales lo encontró, vieron que estaba tumbado en una gran zanja, con su pierna claramente rota por el golpe. Obviamente tuvieron que amputarle el miembro ya inservible luego de dos días de agonía

Pero lo más curioso de todo, es la historia que este hombre no dejaba de contar. 

Aseguró que cuando subía ese tramo de la montaña, pudo ver a un misterioso hombre a lo lejos, que no llevaba ningún instrumento ni vestimenta adecuada para el alpinismo. 

Cuando lo divisó, aseguró que no estaría a menos de unos 30 o 40 metros desde donde él se encontraba. 



Pero cuando quiso darse cuenta y levantó su vista para ver si aun estaba ahí, después de haber subido un pequeño tramo, se encontró que el misterioso hombre, estaba apenas a unos cuantos metros de él

Lo que más le aterró, no fue eso solamente, si no que que este hombre extraño, carecía de rostro alguno

Le explicó a los guardas, que esa fue por la razón que tropezó y calló justamente donde lo había encontrado. Y quizás lo más perturbador de la historia sea lo que confesó a continuación. 

Declaró que no le aterraba tanto el hecho de saber que ya no vería más a esa extremidad, si no que le aterraba que ese misterioso hombre sin rostro, volviera a por él

Alguien nos persigue...

En otra ocasión, algunos guardas, se encontraban de nuevo en busca de una persona desaparecida. Estaba vez se trataba de una joven mujer que había sido declara como desaparecida a penas unas cuantas horas. 

Después de un largo tiempo buscándola, por fin la encuentran, pero algo les llama la atención. 

La mujer, estaba tumbada en el suelo, en posición fetal, abrigada únicamente con sus ropa deportiva, su cara era de absoluto pánico. 

La joven no declaró palabra alguna hasta que entre dos guardas, la ayudaban a caminar para llevarla como dice el protocolo, 'hasta el puesto de control'

Es en ese momento, cuando la joven empieza a reaccionar, mirando hacia atrás de forma muy errática. 

La mujer, no dejaba de decirles a los guardas, que por qué el hombre alto con ojos negros, no la dejaba de seguir



Cuanto más se acercaban con la mujer al puesto de control, más nerviosa se ponía la mujer. Tal fue el punto, que consiguió deshacerse de los guardas que la sujetaban, se viró hacia detrás y gritó con todas su fuerzas a ese misterioso hombre, que la dejase en paz

En un principio, se pensaron que el comportamiento de la joven estaba causado por algún tipo de estupefaciente. Pero luego ellos mismos, se percataron de que realmente algo sí que les seguía

De hecho, ellos mismos no se sabe si por sugestión o qué, también se percataron que algo les seguía realmente. Es más, declararon que cuando avanzaban, iban haciendo ruidos fuertes, para que lo que sea que les seguía, se fuera alejando...

Como ves, la profesión de guardabosques o de guarda forestal, puede llegar a ser una de las profesiones más aterradoras que pueda existir. 

Lo que te queremos pedir a continuación es que si tú trabajas en un puesto como este o similar y has vivido o sabes de personas que hayan vivido experiencias en bosques, por favor déjalas en la caja de comentarios, nos encantaría hacer otro artículo con tus propias experiencias. 


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios