El fantasma de Raynham Hall: toda su historia


¿Qué amante de lo paranormal no ha oído alguna vez en su vida el nombre de: El fantasma de Raynham Hall? 

Seguro que lo has oído por lo menos has podido ver la famosa foto espectral de una masa de color blanco, donde al parecer está bajando las escaleras. 

Puede ser muy famosa, ser una de las mejores evidencias de fantasmas (para algunos) ¿pero realmente conoces la historia que hay detrás de esta enigmática foto? 

Si aun no la conoces, quédate y descubre por qué esta foto sigue siendo tan famosa años después de haberse tomado por primera vez. 

La dama marrón

Tenemos que volver al pasado para poder contarte esta historia. Más concretamente a el mes de septiembre de 1936

Aquí un fotógrafo y su ayudante, visitan por vez primera el Raynham Hall. Su visita no es turística si no por trabajo. El fotógrafo y su ayudante pertenecían a la revista Country Life Magazine

Dicha revista, recorría todo el país para hacer reportajes fotográficos y pequeños artículos sobre la historia de los diferentes pueblos y sus encantos. 

Cuando ya estaba todo preparado, el rodaje iba como siempre, sin ningún percance. Es en ese momento cuando ya la cámara está preparada para ser disparada, el ayudante, hace el primer disparo a la majestuosa escalera. Al parecer no hay nada extraño. 

Al prepararse para tomar otra foto de las escaleras, el ayudante se percata de algo inusual, algo que no es normal.

Cuando decide ver bien que es lo que sucede, puede observar como una bruma blanca bajaba las escaleras. Asombrado dispara la cámara capturando la tan famosa foto. 




Finalmente la foto fue publicada el 4 de enero de 1937 y ciertamente dicha imagen causó todo un revuelo mediático en aquella época. 

Todo esto, llegó a los oídos del investigador de lo paranormal Henrry Price, el cual pudo entrevistar tanto al fotógrafo como a su ayudante. La conclusión a la que llegó el investigador fue la siguiente: 

"Los negativos son auténticos y se podría decir que son inocentes de cualquier falsificación".

Lo verdaderamente impresionante, es que jamás había salido a la luz (por aquel entones) que ya dicho hotel, tenía algún que otro fenómeno paranormal escondido dentro de sus puertas. Muchos de los huéspedes que había sentido y vistos ciertas cosas extrañas, ahora por fin tenía sus pruebas. 

Desde el principio 

Se cuenta que durante al menos unos 400 años, Raynham Hall fue la residencia de la familia Townshead. En 1713 el Vizconde Charles Townshead se casó con la bella Dorothy Walpole, quien era hermana del primer ministro de Inglaterra. 

Muchos de los rumores contaban que Dorothy, tenía un amante luego de haberse casado con el Vizconde. Cuando este se enteró allá por el año 1725, encerró a Dorothy en el Raynham Hall. 


 CHARLES TOWNSHEND POR GODFREY KNELLER

Fue tanta la rabia que esto le causó, que llegó incluso a recrear un funeral para la misma Dorothy. Una forma de hacer ver a todos, que su mujer ya  no estaba junto al él. 

La pobre Dorothy, se dice que recorría los pasillos de la enorme casa, como prisionero lo hace en la cárcel. Lo hizo durante toda su desgraciada y sola vida, hasta que en 1726 falleciera realmente por la viruela

El primer avistamiento del fantasma de Dorothy

Uno de los primeros avistamientos documentados de este fantasmas fue en una de las celebraciones navideñas del 1835

En dicha celebración un invitado aseguró que pudo ver en uno de los pasillos, como una mujer que llevaba puesto un vestido marrón, deambulaba por dicho pasillo.

Otro de los invitados corroboró el avistamiento. Afirmó que también la había visto, pero con la ligera diferencia. Cuando la vio, decidió ver si la podía ayudar. A la par este se iba acercando, la supuesta mujer, lo vio, se le quedó mirando y acto seguido, comenzó a caminar en su misma dirección

Al ver la más cerca, su cara resplandecía. Pudo afirmar el otro testigo. Pero cuando intentó verle los ojos, lo único que consiguió ver fueron unas cuencas vacías sin vida

Al parecer y según cuentan algunos documentos, los trabajadores que en ese momento se encontraban allí, quedaron tan aterrorizados, que decidieron huir y nunca volver. 

Un año después de esto, Charles Dickens decide invitar a su querido amigo el coronel Frederick Marrayat


RETRATO DEL CAPITÁN FREDERICK MARRAYAT POR JOHN SIMPSON

Dickens quería que a través de su amigo, quedara desmentido de una vez por toda la historia de la supuesta mujer del vestido marrón. Dickens, finalmente convence al coronel para que se quede en su enorme casa encantada. 

Tiempo después, Marrayat le contó lo que realmente pudo ver en dicha casa, a su hija Florencia. Su hija, recordó con un grandísimo detalle la historia que su padre le había contado. 

"Allí estaba esa figura, la que decían que era la dama marrón. Dicha mujer, pudo entrar en la misma habitación en la que (mi padre) estaba, justamente antes de que la misma puerta se cerrase. 

Cuando ya estaban los dos dentro de la habitación mi padre pudo ver en su rostro una sonrisa un tanto diabólica. Todo parecía muy real. 

Esto, enfureció tanto a mi padre, que de un salto, llegó a donde estaba su rifle. Lo agarró con fuerza y lo cargó. El cañón, apuntaba directamente a su cara, apenas la separaban unos cuantos centímetros. 

Sin pensárselo dos veces, mi padre apretó el gatillo. La figura desapareció inmediatamente antes del disparo. La bala del rifle de mi padre, atravesó la puerta y se quedó alojada en una de las lámparas que habían en el pasillo contiguo a la habitación. 

Mi padre después de esto, nunca más se atrevió a visitar el hogar de la dama marrón de Raynham Hall".

El hijo que ve a su madre

Poco tiempo después de que el coronel decidiera que nunca más pisaría el Raynham Hall, se sumaría a la lista, un nuevo avistamiento escalofriante. Esta vez por parte del hijo de Dorotgy. 

El hijo de Dorothy, estaba tranquilamente dando un pequeño paseo por la que antiguamente fue el hogar de su querida madre. Cuando giraba para ir a uno de los pasillos, ahí la vio.


RETRATO DE LADY DOROTHY WALPOLE

Una mujer con un vestido marrón, que lo miraba fijamente. Un escalofrío le recorrió de los pies a la cabeza. Quedó completamente inmóvil, no sabía que hacer. 

Aquella mujer del vestido marrón, no tenía ojos. Su cara era blanca, brillante, su pelo marrón, sus manos blancas y brillantes...pero sus ojos seguían sin estar. 

Poco después en otro de sus paseo rutinarios por la casa, se percató de un cuadro en concreto. Aquel cuadro tenía la misma imagen que él mismo había visto con sus propios ojos. Aquella mujer era su madre...

Una imagen con muchas dudas

Para muchos escéptico y otros profesionales, aseguran que en realidad la foto es un montaje bien laborado. 

Al parecer se piensa que podría haberse realizado con una simple doble exposición de la escalera, mezclada con una foto desenfocada de la imagen de la virgen maría. 

Actualmente el Raynham Hall sigue ocupado por un marqués y sus dos hijos. Sería interesante averiguar si algunos de estos dos hijos, han podido ver a este fantasma. 


Si es falsa o no, no lo podemos saber, pero ¡te atreverías a pasar una sola noche en el interior de esta gran casa? 

Fuente: www.the-line-up.com/


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email


siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios