Ana la muñeca encantada


¿Los nombres de Annabelle, Robert, Harold...te van sonando verdad? En muchas culturas existen historias y leyendas sobre las muñecas. 

Aparentemente son solo un juguete para que un niño pueda divertirse y jugar con sus amigos. Pero en la última década estos juguetes se han convertido en algo más que simples objetos de diversión. 

Muchos investigadores de lo paranormal a lo largo de todos estos años han dado pruebas al mundo sobre muñecos que están poseídos por entes muy poderosos capaces de causar el pánico a todo aquel que lo tenga. 

Estos objetos se cree que son para las entidades muy fáciles de poseer, no tienen que tener mucha energía para poder hacerlo dado que es un objeto inanimado, por lo tanto el canal es mucho más directo. 

Hoy, te queremos contar una de estas nuevas historias que circulan por la red, sobre este tipo de "juguetes malditos". El nombre puede que a penas te suene o que ni siquiera sepas quien es. Esta vez te vamos a contar la historia de Ana, la muñeca encantada. 

Conozcamos un poco más a Ana

De acuerdo con lo que han encontrado de su historia algunos investigadores locales, Ann era una niña de 13 a la que le diagnosticaron tuberculosis. Estaba ingresada en el Sanatorio de Weverly Hills allá por el año 1900

En aquella época, los médicos le habían dicho a los padres de Ana que la estaban tratando con una medicación nueva experimental. Por lo tanto era algo así como sentenciar a muerte a la pobre niña. 

Una de las cuidadoras de Ana fue Lois, que trabajó en dicho Sanatorio desde 1919 hasta 1935. Ella era la responsable de cuidar a todos los niño de una parte del sanatorio y como te imaginarás, empatizó e hizo muchas lazos de amistad con los niños que ella misma cuidaba.


Sanatorio Weverly Hills

Lois les trataba con tanto cariño que cuando morían por su enfermedad, sus espíritus se iban a casa con la cuidadora, una forma de decirle que les siguiera cuidando desde el mas allá.

Un muy buen amigo de Louis, le comentó que por qué no metía las almas de estos niños en frascos de cristal, así siempre estaría con ella, acompañándola por siempre. 

Y así es como nace la colección de muñecas de Lois. Aparentemente la mujer no optó por recipientes de cristal si no por algo más "cómodo" (por llamarlo de alguna manera) muñecos. 

Sí, aunque Lois halla fallecido ya hace bastante tiempo, aun se conservan los diarios en donde detallaba cada momento y a cada muñeco incluida Ana. 

Lois aseguró que el espíritu de Ana le temía y mucho a la oscuridad, no podía estar en ella sin tener miedo. Es por eso que la misma Lois asegura que la voz de este ente es siempre temblorosa cada vez que se queda a oscuras. 


(Fuente)

En uno de los relatos que pudo contar a su hija, Lois le aseguró que la muñeca que poseía el espíritu de Ana, una vez gritó. Pero no fue solo eso, sino que además pudo ver como una pequeña lágrima caía por una de sus mejillas

También pudo ver como uno de sus brazos (el izquierdo) se movía de arriba a abajo, como si los agitase presa del pánico. 

Los investigadores que han ido a visitarla, aseguraron que cuando estaban en presencia de Ana, las temperaturas cayeron de golpe, percibieron también un olor muy extraño. como si estuviesen en un "sótano viejo y húmedo". 

La observación de Anna

La página web llamada The Line-up se ha hecho con esta muñeca y ahora mismo la puedes ver en directo en sus oficinas centrales. Los miembros de esta web han realizados sus investigaciones de la muñeca obteniendo así alguna que otra prueba. 

Si quieres tener esta muñeca, solo has de entrar en su página, y ver las bases del concurso para poder participar. Aquí te dejamos el vídeo donde la puedes ver en directo.



Los trabajadores de esta web han empezado a presencia a Ana desde que la trajeron a sus oficinas. 

Algunos cuentan como nada más empezar a trabajar al día siguiente de poner a Ana en esa habitación, empezaron a escuchar llantos. En una de las ocasiones uno de los trabajadores pidió silencio en toda la oficina, para poder ver si realmente se escuchaban dichos llantos. Nadie los escucho sino él. 

En los siguientes días aseguran que han experimentado cosas muy raras. Como que uno de los cables que conectan la cámara que graba a Ana se desenchufó misteriosamente sin que nadie lo tocase, esto ocurrió en la noche cuando la oficina estaba vacía. 

Como ves se trata de una muñeca algo traviesa y un poco asustada, ¿te atreverías a tener a esta muñeca en tu casa? Si es así, recuerda poner a su lado una lámpara y déjala encendida.

Fuente: www.the-line-up.com/blumhouse.com/


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios