La ouija y el efecto ideomotor


Puede que uno de los objetos más misteriosas y terroríficos que te puedas encontrar en el mundo paranormal, sea un tablero de ouija

Estos tableros han dado muchísimo de que hablar. Desde que se empezó a comercializar casi en masa allá por el año 1966 los acontecimientos sobre este juego tan peligroso, han sido incluso portadas de periódicos muy importantes y desatado el pánico en muchas ciudades del mundo. 

Si nos sigues, sabrás lo que pensamos sobre este juego, pero ahora ya que tienes una idea general de este tablero, nosotros ahora queremos saber a ojos de la ciencia, qué efectos produce este misterioso tablero. 

¿Por qué se mueve solo el tablero? ¿Tiene algo que ver nuestro cerebro e el proceso? ¿Qué partes de nuestro órgano pensante se encienden al jugar con esto? 

Todas estas preguntas, las veremos y podrás saber qué opina la ciencia de la ouija y luego sacar por fin tus propias conclusiones. Que a fin de cuentas, de eso es lo que se trata.

Empecemos por el principio....

¿Qué opina la ciencia de el tablero? Conclusiones generales 

Esta quizás sea una de las granes preguntas que tú como curioso que eres, te habrás preguntado con mucha frecuencia. 

Si la ciencia trata de explicar y dar sentido a lo que nos rodea, ¿qué opina del caso de la ouija? 

Bien, a grandes rasgos generales, los científicos han estudiado bien todo lo que ocurre cuando se juega a la ouija (a través de varios experimentos que luego conocerás) y han llegado a una conclusión muy inflexible:  "la ouija no posee nada de maligno, solo es producto de nuestro cerebro".

Puede parecer muy tajante eso de que somo nosotros mismos, pero para ello, la ciencia a dado sus razones lógicas que refutan sus resultados. 



Dentro de estas generalidades, que repetimos no afirmamos nosotros si no la misma ciencia podemos encontrar: 

-Sugestión: muchos de los científicos que han estudiado este tablero, aseguran que cuando los miembros que van a jugar, lo hacen, ya de ante manos quieren que les ocurra algo, por lo tanto van sugestionados. Cosa que puede jugar en nuestra contra. 

-Todo está en el cerebro. Así es, más abajo te especificaremos algunas de las partes (no todas) que se encienden al jugar a la ouija. Es por eso que los científicos aseguran que es nuestra propia mente la que nos juega malas pasadas, no entidades sobrenaturales.

-Si es peligrosa, pero por nosotros mismos. Algo curioso que dice la ciencia es que la ouija en sí no es peligrosa, si no que somos nosotros quien la hacemos peligrosa con nuestras sugestiones. Así que se podría decir que el poder de la ouija se lo damos nosotros y no una entidad oscura. 

Bien, puede que estés o no de acuerdo con la ciencia, pero como estudio que es, debemos escuchar sus argumentos y luego al final, sacar nuestras propias conclusiones. 

Ahora vamos a adentrarnos un poco más en nuestro cerebro y poder ver que partes son las causantes de todos estos miedos. 

¿Qué le pasa a mi cerebro si juego a la ouija?

Básicamente cuando una persona juega a la ouija, el cerebro de ésta, está plenamente activo, aunque ciertamente las causantes según los escáneres cerebrales sean la amígdala y la parte del cíngulo de nuestro cerebro. 

La primera parte (amígdala) es la que controla los miedos. Es activada por el terror causado ya antes siquiera de jugar (lo que los científicos denominan sugestión) La activación de la amígdala, hace que el cerebro entre en la fase de lucha/huida



Una vez sucedido esto, es cuando la corteza prefrontal (la parte delantera del cerebro) procesa la información y empiezan las imágenes aterradoras, los sentimientos de terror, las sensaciones de estar siendo observados y todas aquellas otras condiciones relacionadas con este tipo de juegos. 

En definitiva, gracias a estos escáneres, sabemos qué partes del cerebro se encienden al jugar a la ouija. Dado estas conclusiones, al comunidad científica asegura que el temor a la ouija, no es más que un miedo autoproducido. 

Por este motivo, los científicos aseguran que no es más que nuestra propia mente la que nos juega esas sensaciones de terror al jugar. 

Vale, todo eso está muy bien, pero ¿qué sucede con el movimiento del vaso cuando se juega a la ouija?

Buena pregunta, a ello vamos ahora. 

El efecto ideomotor ¿el causante de que la ouija sea tan aterradora?

Antes de contarte el efecto ideomotor te hemos de contar otro efecto que la comunidad científica asegura que sucede conjuntamente con el juego de la ouija. 

Bien, como bien te habrás preguntado antes, la sensación de tristeza, ira o miedo, que se producen al jugar este juego, algunos científicos alegan que puedan estar causadas por frecuencias de infrasonidos

Hay un dato muy interesante que dice que las pruebas realizadas a participantes que escuchaban música con infrasonidos, (el 22% de ellos) declaraban haber sentido ansiedad, tristeza y escalofríos. 

Según esta teoría, los infrasonido están constantemente interactuando con nuestro cuerpo. Ya sean las olas del mar, los rayos, las olas, etc.


Ahora bien el efecto ideomotor se define como la acción involuntaria de nuestro cuerpo en una determinada acción y que nosotros no somos capaces de saber si somo o no nosotros

¿Es cierto todo esto? 

Sí, aunque no lo creas, este experimento se hizo y además de forma pública. Sin ir más lejos, el canal de National Geographic en su programa Brain Games, realizó este experimento a ciertos participantes. 

Lo primero que hicieron fue dejar que estos participantes jugasen con el tablero y que experimentaran en sus propias carnes los efectos producidos por entidades espectrales. 

Luego, realizaron el experimento pero esta vez con los ojos bien tapados. ¿El resultado? Lamentablemente no fue el mismo. Las letras no coincidían en nada, no tenían patrones ni nada legible. 

Ahora la pregunta que lanza la comunidad científica es la siguiente: 

"Sabiendo el resultado de esta prueba, ¿no es más probable que en realidad sean los mismos participantes del juego quienes muevan involuntariamente el tablero de la ouija?"



La idea de los infrasonidos está muy bien, pero investigando un poco, para que realmente estos infrasonidos nos afecten de verdad, tendrían que superar los 7 Hz y los 12Hz.

Cosa que ocurre por ejemplo cuando un piloto de formula 1 está expuesto a el inminente sonido producido por el gran motor. (Más sobre este fenómeno aquí)

Es decir, que para que esto ocurra, cuando jugamos a la ouija, deben haber por lo mínimo una frecuencia de unos 7 Hz al rededor de nosotros. ¿Todos los aparatos de nuestra casa pueden llegar a producir semejantes cantidades de infrasonidos? Ahí dejamos la duda. 

Realmente peligroso, cuidado donde te metes

Podríamos estar debatiendo durante mucho tiempo si estas aclaraciones sean correctas o simplemente sean dadas para dejar el tema y no seguir investigando. Pero una cosa está clara, si vas a jugar a la ouija ten mucho cuidado. 

Para poder jugar debidamente, has de estar preparado mentalmente. De lo contrario padecerás aquellas terrores y sensaciones que todos tememos. 

Ahora nosotros planteamos una teoría un tanto loca, pero ¿por qué no? ¿Y sí, las entidades espectrales estuvieran siempre con nosotros, pero la diferencia sería que al nosotros a través de nuestras ondas cerebrales entrar en una frecuencia idéntica a la de ese plano, el canal se termine y estos puedan acceder a comunicarse con nosotros?

Es una teoría que nosotros dejamos para que la pienses, la debatas y porqué no, dejes tu opinión en la caja de comentarios. ¿Qué te parece todo esto? ¿De acuerdo o en desacuerdo?


Aquí sabrás como se debe jugar a la ouija debidamente

Fuentes: cienciadesofa.com, nationalgeographic.com; nbcnews.com; elconfidencial.com; tiempo.com


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios