Sorte la montaña del ocultismo


En todo el planeta existen lugares especiales, espacios donde casi cualquier cosa es posible. Las historias y relatos de esos lugares, hacen que dicho emplazamiento, cobre más vida.

Dichas narraciones,perduran durante siglos, pese a el gran avance de la tecnología, todas esas historias siguen cobrando vida cada vez que alguien las cuenta. 

En esta ocasión, te queremos pedir que nos acompañes en un viaje muy rápido, a una de las partes más mágicas de un país igual de mágico y deslumbrante. Quédate con nosotros y descubre como la montaña Sorte en Venezuela, te llevará a sentir a todos tus ancestros y sobre todo, sentirás la magia en tu interior.

Una montaña mágica en Venezuela 

En la parte más occidental de Venezuela, encontrarás un estado llamado Yaracuy, en este lugar, existe una montaña conocida por todos en esta parte del mundo. Aquí se encuentra una montaña, donde se puede decir que los espíritus "andan sueltos" por las laderas de la misma. 

Todos esos espíritus, están allí, vagando por los árboles, las rocas y todos los rincones de los profundos bosques de esta montaña. Al frente de estos espíritus, se dice que está el de la "Gran María Lionza".

María Lionza, es como dicen los lugareños, "la reina", "la madre", "inspiración" de uno de los cultos espiritistas más grandes que hay en todo Venezuela. Sus seguidores se hacen llamar los "Marialionceros".

Son muchas las leyendas que hablan de esta reina venezolana, cuya imagen viene dada por una gran escultura que la ha representado desde hace siglos. Dicha escultura es una danta (nombre que se le da al tapir en Venezuela) con un cuerpo esbelto, en forma y sus figuras delineadas, esta reina madre, sostiene en sus manos la pelvis de una mujer.


Escultura de María Lionza 


Junto a esta guerrera, se encuentran también varios nombre, dos de ellos son los de el indio Guaicaipuro (un cacique indígena, que luchó contra los colones españoles) y "El Negro Primero" (un soldado de la independencia, que luchó junto a Simón Bolívar) que erigen una leyenda de dioses de tradiciones muy antiguas.

Para todos los peregrinos de este culto, existe un día que es muy especial. Este día es el 12 de Octubre (conocido en Venezuela antes como "El día de la Raza" y recientemente cambiado a "La Resistencia Indígena"); cuando todos se adentran en las profundas entrañas de los bosques de esta mágica montaña.

Los Dioses bajan a esta montaña 

En esta peregrinación, no solo se encuentran María Lionza, ya que justo por debajo de ella, hay todo tipo de deidades. Desde algunos santos de la religión católica, dioses africanos, deidades del mismo folclore venezolano e incluso algunos dioses vikingos. 


Dentro de todas estas deidades, existen unas llamadas "los santos malandros" que son los espíritus de todos los delincuentes que han fallecido. A estos espíritus de un plano más bajo, con aseguran mucho de los chamanes que acuden a este ritual, se les atribuyen también poderes sobrenaturales.


"Los Santos Mlandros" son los espíritus menos iluminados de este panteón.
Mucho de los mediums, invocan a algunos espíritus, para que estos posean los cuerpos de varias personas. Cada medium, invoca a diferentes espíritus para que estos invadan el cuerpo de esta persona, según las necesidades de la misma.



Aunque no se invoca a cualquier espíritu, ya que la misma María Lionaz, es la que tienen que decidir a través del medium, qué entidad o deidad debe poseer a esta persona. 

Los rituales  

Cuando ya cae el Sol y comienza la noche, empiezan los numeroso rituales que aquí se llevan a cabo. 

El ambiente cambia, éste se impregna del humo del tabaco que muchos mediums e indígenas fuma, los cuales aseguran que son imprescindibles para invocar a las ánimas del bosque.



En cada rincón de esta montaña, se puede ver distintos rituales llevados a cabo. En uno de ellos puede verse como un chamán, eleva y da vueltas a un niño, en otros, los sacrificios de pequeños animales, invocaciones a espíritus, los chamanes y mediums se transforman en personas extrañas al igual que sus voces cambiantes. 

Muchas inscripciones en el suelo y en animales escritos con sangre, decoran todo este ambiente mágico y aterrador para muchos.  



Pero a pesar de todos estos rituales llevados a cabo, la ley fundamental es la de la misma montaña, la cual rige los monumentos de la gran madre María Lionza. 

¿Te ha gustado este pequeño paseo? Si es así, ayúdanos a crecer compartiéndolo con tus mejores amigos y amigas ;-) 

  
Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios