El asiento del Diablo


Son muchas las culturas a lo largo de todo el planeta, que hablan de la presencia de un ser poderoso, pero que no pertenece a un "reino" celestial o "digno". Te hablamos como no podría de ser de otro, si no del Diablo.


Lo creas o no, esta figura del puro mal, que es la del Diablo a inspirado muchas historias y relatos a su alrededor, que podrían poner los pelos de punta, al más de los escépticos. En esta ocasión, tendrás que permanecer sentado, ya que el único asiento que queda libre es el del Diablo, ¿Preparado? 

El asiento del Diablo, el más puro conocimiento o, la muerte

Hoy en día, se puede ver este e¡misterioso y enigmático objeto. Un simple sillón del siglo XVI, que sigue en la actualidad, precintado para que nadie se pueda acomodar en dicho lugar de descanso. 

Para poder visitar el museo en donde está este extraño objeto, nos tenemos que trasladar a Valladolid, España. Puede que si lo vas a visitar, quieras retirarle la cinta, pero espera a leer toda su historia y luego,decides.

Saturnino Rivera Manescau relatos terribles acontecimientos que podemos conocer sobre este sillón.

El comienzo de todo mal 

Corría por el año 1550, cuando el reputado médico Andrés de Proaza asiste persistentemente a la cátedra de Anatomía de España, impartidas por Alfonso Rodríguez Guevara, un prestigioso cirijano de aquella época.

Muy posible, era que este apasionado de la medicina, se llevara las lecciones del dr Rodríguez a casa. Muchos de los vecinos, comenzaron con los rumores de que Proaza, jugaba con las artes oscuras.  

Una vez caía la noche, los gemidos y murmullos se apoderaban de ese vecindario, tiñendo de rojo el río que pasaba por detrás del edilicio.Todo esto hubiese quedado en simples habladurías, si no fuese que uno de los pequeños del vecindario, desapareció misteriosamente



Las autoridades escucharon dichos rumores y sin pensarlo, decidieron ir a casa de este médico aplicado. Lo que los agentes encentraron cuando por fin pudieron entrar en la casa del médico fue algo aterrador. Ahí estaban los restos del pequeño desaparecido en charcos de interminable sangre, la cual cubría prácticamente toda la estancia. 

Según confesó el doctor, practicó con el joven la disección en vivo. También, se hallaron algunos restos de animales también descuartizados por el doctor. La misma sed de conocimiento, lo llevó a un nivel insospechable. 

Ahora te preguntarás a que viene lo del asiento del diablo ¿no? Bueno, en su declaración, aseguró que no había nada de magia en lo que hacía, pero sí que un nigromante, le había dejado un misterioso sillón. El doctor advirtió que el sillón le daba unos poderes de curación sobrenaturales, para claro está, todo aquel que fuera médico...pero si te sentabas en él, 3 veces sin serlo, te esperaba la muerte.

Este testimonio, fue ya la gota que colmó el vaso, para que ahorcaran al doctor, sin piedad alguna. 

La maldición continúa 

El misterioso y silencioso sillón, fue cedido a la Universidad, donde un bedel le dio bastante uso, entre descanso y descanso de sus clases. A los 3 días de haberlo encontrado y de haberse sentado, apareció muerte entre los brazos de este. 

Luego se contrató a otro bedel, pues ya te puedes imaginar lo que sucedió a los tres días y donde apareció


Alguien , recordó las palabras del doctor y a causa de estas, decidieron ponerlo en una capilla y colgarlo del techo, para que fuera imposible poder sentarse en él. 

Desde entonces, este sillón a pasado de museo en museo, sin causar ningún tipo de muerte, eso sí, siempre con esa cinta roja que impide que te sientes. 

¿Serás lo suficientemente valiente, para demostrar la realidad de esta historia? Si te ha gustado este artículo, recuerda compartirlo con tus mejores amigos, para ayudarnos a crecer ;-) 



Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios