Los Dybbuk: almas oscuras que poseen humanos


Probablemente si les preguntásemos a todos ustedes, ¿Cuál sería sus mayores miedos? Una de las respuestas más escrita sería la de "perder totalmente el control del ser". Este quizás sea uno de los mayores temor que posee el ser humano. Puede que sea por ese afán de siempre tener todo controlado, todo perfectamente atado. Cuando perdemos el control, a todos nos entra el pánico y no sabemos qué hacer, porque nosotros mismos no podemos controlar lo que nos sucede. 


Perder nuestra identidad, en esencia. Aunque si vamos a analizar el tema de las posesiones, que es un fenómeno que muchos de ustedes conocerán muy bien, vemos que en muchas de las veces que esto sucede, es por trastornos mentales y enfermedades neurológicas. Sin embargo, adentrémonos en los más profundo del folclore sobre todo del folclore judío, el cual nos ofrece una interesante entidad demoníaca que posee una misteriosas capacidades:

"Poseer el cuerpo mortal para poder adueñarse de la mente, la voluntad y ejercer el mal de la forma más meticulosa y aterradora"


Estos oscuros y aterradores seres están bautizados como "Dibbuk", quédate con nosotros y descubre su aterradora e interesante historia. 


Dibbuk, un alma que no ha trascendido 


Los Dibbuks, son almas que no han seguido o no han podido seguir el camino sagrado al que espera su Dios para entrar en el cielo. Estas almas son puro rencor, odio, venganza, miedo; parásitos con insaciable ganas de poseer a los seres humanos. Absorbiendo así, el alma y la mente de la persona más débil.  




La palabra Dibbuk, como puede que ya hayan intuido significa "adhesión".Viene del hebreo y simboliza a aquel espíritu que quiere poseer a otra persona para sus propios propósitos. Según la tradición judía, estos seres por haber llevado una vida oscura, Dios lo somete al "Karet" o a ese sufrimiento de vagar por siempre sin nada a lo que aferrarse y sufrir toda la eternidad por sus actos cometidos. Muy lejos de ser benevolentes al  castigo divino, los Dibbuk atacan con muchas más atrocidad y fuerza. 


Dentro de la tradición judía, los Dibbuk son la definición del más puro significado de alma. En su contrapartida, están los Ibbur, una entidad capaz de dotarnos de energía positiva.  Siguiendo la tradición judía, estas almas son muy beneficiosas para los seres humanos, ya que por esa capacidad de dar energía positiva, los seres humanos pueden estar mucho más cerca de Dios. 


Hay que aclarar, que en el Talmud, no se habla directamente de los Dibbuk, pero si nombran a las almas descarnadas


Teniendo esto en cuenta, la cábala nos cuenta que para poder liberarse de estas almas hay que hacerlo a través de un exorcismo. Y para hacerlo, se deberá seguir el siguiente procedimiento: 



Cábala Judía.

- Debe tocarse el shofar, que es un instrumento sagrado para la tradición judía, que se consigue con los cuernos de un carnero. Este instrumento produce un sonido bastante estremecedor y debe ser tocado por un rabino experto. 


- El ritual de exorcismo, se tendrá que hacer presente de un rabino y de diez personas más en una sinagoga. 


- Este ejercicio, se hará en círculo y repitiendo el salmo 91, para entrar en contacto con el Dibbuk y así obligarle a salir del cuerpo. 


Es cierto que este ritual o estos seres oscuros, quedan sumergidos en las más profundas leyendas. Pero en la actualidad se les sigue temiendo, por el simple hecho de ser almas que son capaces de poseer el cuerpo de un ser humano. 



La caja Dibbuk puedes ver más información pinchando en la imagen. 

Pero fue en el 2004 cuando una noticia se hace totalmente viral cuando es subastado en Ebay un baúl que contiene un espíritu malévolo en su interior. Este espíritu era una Dibbuk encerrado por uno de estos rituales.


El propietario de esta misteriosa caja fue un superviviente del holocausto nazi. Por mucho tiempo aseguró que no era más que un recipiente para poder guardar vinos o material de costura. Pero tiempo después desveló que en realidad nunca fue utilizado para esos propósitos, si no para encerrar a una entidad muy oscura en su interior. 


En 1920 los nuevos propietarios que se hicieron con este cofre la abrieron y se encontraron con un penique y una figurita que ponía las palabras: "SHALOM". Inmediatamente los dos sufrieron una terrible enfermedad y fallecieron. 

COMO DATO CURIOSO.

A día de hoy esa misma caja, ya no está en manos de nadie a la que le pueda causar más daño, está expuesta en el museo de Missouri, Estados Unidos y esperamos que esté ahí por mucho tiempo...

¿Te ha gustado este artículo? Si es así ayuda a Tenerife Paranormal a crecer compartiéndolo con tus mejores amigos/as para poder llegar a muchas más personas.


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

¿Y si lo compartes? Nos ayudarás a crecer y podremos hacer artículos cada vez mejores ;-) 

Comentarios