Voces de ayuda


El misterio del más allá es una incógnita que para los seres humanos es en la actualidad algo sin resolver, una cuestión que nos hemos estado preguntando desde que la humanidad nació: ¿Qué hay después de la muerte? Pero lejos de las apariciones espectrales, las psicofonías, hay otro tipo de voces que estamos empezando a descubrir, no son voces de fantasmas son voces en nuestro interior, voces de ayuda


Todos ya conocerán este caso, se trata de la niña muy pequeña que mientras iba en el vehículo con su madre, esta pierde el control y lamentablemente sufren un accidente. La pequeña permaneció unas 14 horas en las aguas de un río donde la temperatura estaba cercana a los 4 grados. Los agentes de policía, respondieron a la llamada, un coche había sufrido un accidente cerca de un puente en Utah

Al parecer, estos agentes al llegar pudieron afirmar a los medios de comunicación que nada más llegar, pudieron escuchar una voz de una mujer, que les llamaba, una voz que les pedía auxilio, para que salvaran a su pequeña. como es normal los agentes sin pensarlo, se dirigen rápidamente a la escena, donde buscando, encuentra que hay una niña pequeña, casi sumergida en las gélidas aguas del río. 

Gracias a esa voz, la niña hoy en día sigue perfectamente, ¿Fue la madre quién aviso a los agentes? ¿Un ángel de la guarda? 

Voces de ayuda en España 

Este fenómeno lleva sucediendo en todo el mundo aunque no lo parezca bastante tiempo. La razón por la cual no se sabe nada, es porque no todos se arriesgan a ser tachados de enfermos mentales, ya que por desgracia, eso sería la razonable. Increíblemente, hoy les contaremos la historia de un hombre, que pudo salvar a un ciclista gracias a esta misma voz interior que buscaba ayuda. 

Nuestro hombre se llama Antonio Casas un hombre que hace 14 años pudo vivir uno de los acontecimientos más aterradores de su vida, algo que tras catorce años después, le sigue congelando la sangre. 

El 16 de Septiembre del 2000, la 1 de la mañana, Antonio trabajaba en la cruz roja y hacía su turno de noche como cualquier otra noche, con la excepción de que esa noche, estaba lloviendo. Él cuenta que apenas se veía nada de la cantidad de lluvia y niebla que había por aquel lugar esa misma noche. 


Tras varios minutos conduciendo Antonio cuenta como comienza a sentir un misterioso escalofrío que le recorre todo su cuerpo, un escalofrío que le hace estar en tensión. Luego, continúa por esa carretera durante al menos media hora más sin sucederle nada. UN poco más tarde, Antonio asegura que entrando por una de las bifurcaciones que había en el camino, comienza a escuchar una voz que le dice: "VEN, VEN".

Este hombre aterrado, no le queda de otra que echarse a un lado y para su vehículo. Asustado, comienza a buscar la procedencia de esta misteriosa voz, comienza a mirar por sus alrededores pero no ve absolutamente nada, solo puede ver el agua caer. A los pocos segundo de estar parado, vuelve a escuchar la misma voz que le dice: "¡VEN, VEN, POR FAVOR VEN!" 

Antonio, inexplicablemente sabe de donde procede la voz, no ve a nadie pero misteriosamente sabe donde esta esa voz. Lo primero que pensó fue en irse para no volver, pero en el momento que se iba, Antonio asegura que la voz se volvió muchísimo más fuerte. Relata como a los pocos segundo de escucharla de nuevo, este comienza a sentir una presencia muy fuerte en el interior del vehículo que por aquel entonces conducía. 

Este hombre asegura que después, la presencia que lo estaba llamando acelera su coche a una velocidad vertiginosa y él mismo comienza a llevar el coche por el camino estrecho y lleno de barro por las lluvias hasta dar con un cuerpo tirado en este camino. Antonio aseguró que jamás había pasado por este camino, pero que estaba inmerso en una especie de trance que lo llevó hasta ese hombre. 


Al llegar descubre como un hombre estaba en el mismo suelo, con los brazos rotos y graves heridas en su cuerpo. Analizando el terreno, se dio cuenta que justo por encima de su cabeza, pasaba una autopista, al parecer el hombre de la bicicleta, había sido arrojado desde unos 30 o 50 metros de altura, aun así estaba vivo. Antonio sin pensarlo lo coge en brazos y lo lleva a su puesto de urgencias, allí el hombre es atendido por los sanitarios. 

Este hombre, sobrevivió  gracias a que Antonio, en lo más profundo de su interior pudo escuchar una voz, una voz que no se sabe si era la de aquel hombre o la de un ángel de la guarda. ¿Qué creen, ángel o fantasma? 

¿Te ha sucedido alguna vez? Compártelo con nosotros ;-)

Comentarios