Leyendas del mundo (II)


En todos los países al rededor del planeta, existen por lo menos una historia en cada país, en cada región de este inmenso paraje. Cuando oímos hablar de brujas imaginamos inmediatamente a las brujas de Salem, pero lejos de ese tormento, existen muchas historias sobre brujas, que merecen ser conocidas, historias que cuando las escuchas, te trasladarán a na época donde la oscuridad era más oscura, donde el miedo se sentía más profundo.


La leyenda que hoy les contaremos como ya se habrán dado cuenta trata de brujas, aunque esta vez no es una historia que transcurre en los Estados Unidos, esta vez la historia proviene de Rusia, si quieres conocer todos los secretos de esta leyenda, quédate con nosotros y descúbrela.

El origen de la leyenda de la Bruja de Baba Yaga

 La leyenda dice así: 

Baba Yaga, vive en los más fríos y profundos bosques de Rusia, esta terrible bruja, sobrevive comiéndose a todo niño que se acerca por las noches a estos bosques. Esta historia no está para simplemente proteger el bosque de la humanidad, esta historia protege el portal entre la vida y la muerte...

En principio Baba Yaga se la asociaba con la canción  del "Coco", la cual decía que si un niño se portaba mal, el coco venía para llevarselo. Simplemente era una canción para que los más pequeños de la casa pudieran obedecer sin rechistar a los padres. Aunque lejos de las canciones para calmar a los niños más traviesos hay otra parte en su origen. La naturaleza oscura y siniestra de esta historia, proviene de las brujas y la labor de esta historia no solo consiste en lo mencionado anteriormente, si no para que la brujería siga viva a través de las mujeres. 


La apariencia de esta temible bruja puede variar dependiendo de la parte de Rusia que se cuente, pero por lo general la describen como una anciana huesuda, pálida y arrugada, piel de color azulada y nariz aguileña. Sus pechos son de piedra al igual que su afilada y temible dentadura. En muchas ocasiones es nombrada como "la de las patas huesuda" o "Baba Yaga piernas huesudas". Su pelo largo y gris, se  eleva hacia arriba, dotándola de un aspecto más terrorífico aun.  

Se dice que hay varias reglas a seguir, si vas por un bosque de noche y solo, lo primero de todo es que nunca vayas sólo a un bosque a mitad de la noche, lo segundo que hay que tener en cuenta son los sonidos del mismo bosque. Cuando la bruja está apunto de aparecer, se escuchan ramas partirse, acompañado por el ruido de ráfagas de viento. El mismo bosque ayuda a esta bruja a acechar a todo aquel que se adentra en su territorio, pero cuando por fin la contemplas, tu fin está marcado. 

La bruja ataca a sus víctimas de la misma forma, primero las golpea con sus pechos de piedra para acto seguido darles un mordisco con sus afilados dientes en el cuello de su presa. 

Baba Yaga en la historia 

Los textos más antiguos, narran que la bruja antes de serlo, era considerada como una diosa eslava, antes de que las deidades de Rusia se hicieran con todo el poder ancestral. Sin embargo lo curioso que tiene esta historia es que muchos otros textos cuentan que no se trataba de una bruja, si no que era buscada por ser una de las mujer más sabias. Esta sabia se encargaba de la protección de unas aguas llamadas "Aguas de la vida y de la muerte", las cales poseían el poder de curar las heridas y resucitar a los muertos. 

También se dice que Baba Yaga es la responsable de los ciclos de la naturaleza, dotándola así como la guardiana de los bosques.


El nombre de esta bruja está dotado de varias etimologías interesantes. "Baba" se traduce como anciana o abuela en muchas de las variaciones eslovacas. "Yaga", es un diminutivo para el nombre femenino Jadwiga, "Yaga", también deriva del antiguo verbo ruso "Yagat" que significa abusar. 

Su hogar 

La casa de Baba Yaga está situada en lo más profundo del Este de los bosques rusos. En estas profundidades existe una casa de madera (izbushka) donde reside esta temible bruja. Situada en el límite entre este mundo y el de los muertos, la bruja no permite el paso de ningún mortal por esta parte del bosque. 

Esta casa se puede reconocer fácilmente, ya que debajo de ella están unas patas de gallina que hacen mover la casa a voluntad. Las ventanas están decoradas con las calaveras de los muchos niños que ha asesinado, poniéndoles en su interior velas para que así brillen en la oscuridad. 


Lo que realmente protege esta bruja es el interior mismo de su casa, ya que tras el suelo de esta, es invensible donde hasta los mismos animales la obedecen. Se dice que es en esta casa donde fabrica las pociones.

Como ven sin duda una leyenda de lo más curiosa que en la actualidad sigue despertando muchas mentes y sobre todo, aleando a los niños traviesos de las profundidades de los bosques. Si te gustó este artículo, te recomendamos que leas la historia de la pulsera negra, una leyenda diferente al resto.  

Comentarios