Los Súcubos los demonios femeninos



Desde que comenzamos este blog, les hemos hablado de todo tipo de animales extraños, lugares misterios e infinidad de cosas que dan auténtico terror. Para este día, les queremos contar una historia sobre unos demonios femeninos, Súcubos.

La palabra Súcubo que precede del Latín succŭbus esconde un terrible secreto, tras esta palabra tan enigmática y misteriosa. La imagen femenina la cual seducen a sus víctimas generalmente hombres, para poder así arrebatarle su energía vital. 

Todo un verdadero clásico sobre leyendas de demonios y otros seres malignos, que hoy les queremos contar en Tenerife Paranormal. Pero cuidado, ya que si eres hombre, y esta noche o las siguientes sientes una ligera presión en tu pecho, abre los ojos con mucho cuidado, ya que una de estas hermosas damas estará intentado arrebatar tu energía, ¿Preparados?

Súcubos, los demonios femeninos nocturnos

En la actualidad podemos encontrar obras que nos hacen observar a estos seres, obras talladas en madera en los antiguos burdeles medievales. Se las relaciona con la sexualidad y también con el poder de adentrarse en el mundo onírico, que es en ese mismo lugar, donde atacan a sus víctimas masculinas. 


Antiguamente se creía que los Súcubos eran las responsables de la polución nocturna así como de la parálisis del sueño. También se las llama como "vampiresas" ya que a parte de arrebatar la energía vital, pueden buscar la sangre de sus víctimas. 

Si hay que describirlas cabe destacar que en su intensa mirada reluce el fulgor del ígneo del infierno. Su mirada es tal, que poseen en ella una especie de embrujo para todo aquel hombre que las ve por primera vez en sus sueños, ya que si esto ocurre, jamás podrán olvidarla. Son como el opio, llegando incluso el hombre, a buscar ese estado de consciencia para poder así verla de nuevo. Día tras día, la víctima se sentirá cada vez más débil y sin fuerza, hasta que en un determinado momento le llegue la más plácida de las muertes.

Dice la tradición que a estas criaturas pueden tener el mismo linaje que la famosa Lilith. No nos podemos olvidar de su otra mitad, seres que comparten algunas de las características de los súcubos, estamos hablando de los íncubos (los que "yacen encima") En este casos con jóvenes muy atractivos que buscan una bella mujer virgen par poderla atacar sexualmente. Cabe destacar que para algunas culturas la creencia dice que tanto los súcubos como los íncubos, son la misma criatura que cambia a voluntad, dependiendo de la víctima a la que va a atacar. 


Toada una criatura que inmediatamente nos lleva a mundos lejanos, donde el terror acechaba en cada esquina. Una leyenda perfecta para contar en días de tormenta. 

Recuerda que son artistas del embrujo que y te visitaran sin que te des cuenta. Si lo hacen, recuerda que día tras día, te arrebatarán tu energía, por eso vigila pues tus descansos nocturnos, porque nunca se sabe que criatura podrá aparecer en la densidad de la oscuridad. 

Comentarios