Fotos de fantasmas: "El astronauta de Solway"


Como muchos sabrán, la tecnología siempre avanza dando pasos de gigantes y para la fotografía no iba a ser menos, ya que desde que se inventó la primera cámara fotográfica, hemos podido volver a disfrutar de nuestras vivencias pasadas como si volviésemos a ese momento. Pero no tardamos mucho en descubrir, que las cámaras fotográficas comenzarían a tener otro uso a pare de marcar recuerdos.


Gracias a este invento, muchas personas se dieron cuenta que se podían captar más que retratos maravillosos, era posible mostrar a una persona fallecida. Quizás el tema de las fotos de fantasmas, ocurrió por mera casualidad, nadie lo sabe, pero lo que sí se sabe es que gracias a que alguien se percató de este hecho, hoy sabemos que es posible capturar a las entidades espirituales a través de una cámara de fotos.

Desde aquel entonces, muchas personas se dedicaron a fotografiar fantasmas de personas ya fallecidas, aunque la gran mayoría se trataba de elaborados montajes, era un negocio que era muy factible para aquella época. Pero hay una foto entre todas ellas que a permanecido intacta, no hemos sido capaz de proporcionar pruebas empíricas de lo que realmente aparece en dicha foto. ¿De cuál estamos hablando? Sí, lo han adivinado, de la famosa foto del "Astronauta de Solwey".

La historia del astronauta espacial

En un espléndido y soleado día de verano de 1964 Jim Templenton junto a su familia, fueron a visitar las impresionantes vistas al fiordo de Solway en Cumbria, Inglaterra. Jim un fanático de la fotografía, no desperdició el momento par apoder retratar en fotos, a su preciosa familia con su Kodak SLR. Decidió hacer una fotografía con una ráfaga de tres fotos simultáneamente, En la primera y segunda foto, no parecía haber nada extraño, pero en la primera, Jim se percató de que habia algo que no debería de estar.


La familia no se percató de nada hasta que no fueron a recoger el revelado de dichas fotografías, cuando el encargado de revelar las fotos, le advirtió de la extraña anomalía que había capturado. Jim se quedó completamente estupefacto, ya que no daba crédito a lo que estaba viendo. No pudo encontrar ninguna explicación a esta extraña figura.

Poco después de haber sacado la foto, los medios de comunicación se hicieron con la noticia. En seguida el buzón de Jim no paraba, cartas centenares de personas que le aseguraban podían decir que era esa extraña figura humanoide vestida con un traje de astronauta. Muchas de esas personas creían que se trataba de un viajero del tiempo o incluso que podría tratarse de una proyección psíquica de la misma familia.

Lo más extraño y aterrador de la historia no es la foto en sí, sino que al poco tiempo de salir esto a la luz, unos hombres vestidos completamente de negro, visitaron a Jim interrogandolo y obligando le a decir el sitio exacto donde sacó dicha foto. Estos hombre se presentaron como "Hombre número 9" y "Hombre número 11". Durante el interrogatorio los hombres le preguntaron a Jim si no se había percatado del segundo hombre del espacio. Esto desconcertó totalmente a Jim, ya que nunca vio al segundo hombre.


Poco después la historia daría otro giro inesperado al poner en contacto con Jim un técnico que trabajaba en la zona de lanzamiento de cohetes  Blue Streak de Woomera, Australia. Este le explica a Jim que antes del lanzamiento de uno de los cohetes, tuvieron que abortarlo, por que en las imágenes de las cámaras de seguridad, se percataron de la presencia de dos hombres vestido como el de su foto. A día de hoy, nadie ha podido explicar dicha fotografía, por lo que Kodak dejó libre de derechos la fotografía para poder ver si alguien, cualquier persona pudiera dar con una solución.

¿Realmente qué fue lo que sucedió?

Y en 2008 unos 44 años después de que Jim y su familia fueran a sacarse fotos con las maravillosas vistas de los fiordos de Solway, Jim, realizó par la BBC una entrevista para revelar la historia de esta fotografía.

“Fuimos a hacer un excursión y nos ubicamos en ese lugar”, dijo Jim Templeton en una entrevista a la BBC antes de su muerte en 2011. “Nos sentamos y le dije a mi hija: Ahora te voy a hacer algunas fotografías con el nuevo vestido, sin esperar que ocurriera esto.”

Para los ufólogos de la e´poca estaba claro, no podría tratarse de otra cosa que de un ser de otro planeta que pudo haberse teletrasportdo. Jim aseguró que en los alrededores no se encontraba nadie más que su hija Elizabeth y su mujer Annie. Claro está que los expertos no dudaron en analizar dicha foto, y aseguraron que Jim no pudo ver a esta figura humanoise. Esto es debido a que su cámara Pentacon F, tan sólo se podía ver un 70% de lo que la lente estaba enfocando.


Todo esto le parecía muy curioso a Jim, ya que el lo seguía considerando como una simple pareidolia. Ahora queda en el aire la suiguiente pregunta: ¿Se trata de verdad de un astronauta que viajó en el tiempo? ¿O como asegura Jim, de una simple pareidolia? ¿Qué creen qué es?

Aceptamos cualquier respuesta posible. 

Comentarios