Foto fantasmal de una niña



Aquí en Tenerife Paranormal les hemos ya mostrado algunos casos increíbles sobre presencias fantasmales que han sido captadas por personas no profesionales o simplemente por accidente. Con la nueva era digital, no están difícil como lo era antes para poder obtener una foto fantasmal, ya que las cámaras digitales nos ahorran mucho el trabajo.


A lo largo de los años, la ciencia se ha querido involucrar mucho en poder descifrar esta gran incógnita, dando así muchas posibilidades que de momento no están del todo claras. Por otro lado estás los profesionales de los fenómenos paranormales, que son aquellas personas que se dedican a encontrar una sencilla respuesta a esta complicada pregunta. Los expertos nos han explicado que las entidades fantasmales sean esas personas que pasan a otra realidad, o otra dimensión, la cual está paralela a la nuestra. De ese modo, es por el que los expertos explican que algunas presencias fantasmales, puedan aparecer en fotos.

Ahora de nuevo, a vuelto a ser noticia una fotografía tomada por una familia en Australia. La foto fue tomada el 5 de Marzo de 2015 en Queensland. La foto fue publicada en Facebook donde aparecía la figura fantasmal de una niña de 13 años que se ahogó en ese mismo río en 1915.

La niña fantasma de Queensland 

Esta misteriosa fotografía fue tomada en el 2014, pero fue publicad recientemente en el Facebook de "Toowoomba Ghost Chasers”, Según afirmó Kim, quien publicó dicha foto, se encontraban en el "agujero de Murphy" en el río Lockyer, al suroeste de Queensland. Cuando tomaron la foto, según Kim, no se encontraba más nadie con ellos. Pero cuando cuando regresaron a casa y se pusieron a ver las fotos sacadas, se quedaron perplejos al ver que justo detrás de ellos había una tercera cabeza, con los ojos negros y una especie de cuernos a cada lado de la frente.



“Yo soy la señora de las gafas de sol de color blancas”, dijo Kim al Daily Mail Online. “Sólo había tres niños allí ese día. Dos adultos en el agua y dos adultos en la orilla. Uno estaba haciendo la fotografía con su cámara del teléfono. En el momento en el que se hizo la fotografía no había nadie más entre nosotros. Estoy junto a la niña y sé que la cabeza blanca con cuernos junto a mí no es humana, lo prometo. Sus dedos están en el hombro y en el brazo de mi hija. Son largos dedos de tipo esquelético.”

Después de ver la impactante foto, los chicos recordaron la extraña sensación que sintieron al estar nadando en el agua, como si alguien más estuviera con ellos en el agua.

“Es un poco extraño ahora que pienso en ello porque yo no suelo nadar en arroyos, pero ese día lo hice y cuando hice el último chapuzón para refrescarme sentí claramente algo detrás de mí mientras caminaba hacia la orilla, pero lo ignoré. Además mi hija me dijo que algo que había en el agua agarró su pierna dos veces”, explicó Kim.

La historia de esta foto, se convierte en algo mucho más aterrador cuando los investigadores descubrieron la historia de Doreen O’Sullivan, una pequeña de 13 años que se ahogó en ese mismo río en el año 1913. Brisbane Courier, publicó dos años después un incidente sobre una niña que se ahogó en ese río.

“Doreen O’Sullivan, de 13 años, la hija mayor del señor James O’Sullivan se ahogó accidentalmente mientras se bañaba en la Lockyer Creek en la tarde del viernes. Pasó casi una hora antes de que se recuperara el cuerpo. El arroyo, que siempre ha sido considerado muy peligroso, es conocido como agujero de Murphy, y tiene más de 6 metros de profundidad. El funeral tuvo lugar el sábado por la tarde y contó con la presencia de las niñas de la escuela del convento vestidas de completamente de blanco, marchando junto a la carroza fúnebre”, decía la noticia publicada por el Brisbane Courier el 22 de noviembre de 1915".

A parte de esta presencia fantasmal, muchas personas aseguraron que se han visto muchas más cosas en esa parte del río. Ahora se cree que el río esta encantado. Aseguran que aparte de esta niña de 13 años, puede que halla más de un fantasma en esas aguas debido a los múltiples accidentes que en él han ocurrido.

Fotografía, con el negativo activado.

"Entre las dos mujeres hay otra presencia”, dijeron los expertos de Toowoomba Ghost Chasers. “¿Tal vez otra víctima por ahogamiento? ¿De quién es la mano al lado de la señora que sostiene al niño? Se aprecia claramente la mano de la niña en frente de la cara y otra mano que no debería estar allí. Parece que sea la mano de niño que se está aferrando a algo… Y si nos fijamos bien en otras áreas hay otras caras en el agua.”

Ahora la opinión de los más escépticos, es la de que sólo se trata de un simple efecto de sobreexposición, ya que el cerebro ve lo que uno quiere que vea. ¿A ustedes que les parece esta fotografía? 

Comentarios