Misterios del Mundo

Las catacumbas de París

París, la ciudad del amor y del romanticismo esconde uno de los lugares más terroríficos y macabros de todo el mundo, las famosas Catacumbas. Unas catacumbas donde se habla sobre apariciones fantasmales, gente que grita de agonía, donde la gente cuando va ya no es la misma cuando regresa, un sitio donde muchos se sienten observados desde la inmensa oscuridad de sus paredes unas catacumbas que desde tiempos remotos, a dado mucho que hablar.

Por debajo de las calles de París-Francia se encuentran unas catacumbas donde se encuentran más de 6 millones de parisinos. Muchos son los que creen que estas almas en pena, deambulan por dichas callejuelas de su interior. 

Las Catacumbas o  "l’ossuaire municipal”

El nombre oficial para las catacumbas es el de "l’ossuaire municipal”, dicho cementerio cubre los túneles subterráneos de “les Carrières de Paris" dicho cementerio se conoce como "las catacumbas". Desde la época de los romanos en París, se enterraban a los familiares fuera de la ciudad, pero con la llegada de la cristiandad las costumbres cambiaron radicalmente, llevando a sus difuntos a las iglesias y terrenos sagrados donde eran enterrados. 

Dado que en el siglo X París empezó a crecer a grandes escalas, los cementerios de la ciudad se quedaron sin espacio para más cuerpos.  En ese momentos los únicos que se podían permitir realizar un entierro eran la gente más rica; dado este crecimiento desmesurado de la población, la iglesia del siglo XII abrió un cementerio central. 

La practica para enterrar a los muertos pobres de la sociedad parisina de la época, era amontonar los cuerpos unos encima de otros, y cuando una sección del cementerio se quedaba llena, se tapaba y se ponían otros cuerpos sobre los anteriores. Ayudaban al proceso de descomposición hechandoles cal lo que producía un gran problema al agua de los pozos que abastecían a todo la ciudad. 

Paredes de huesos humanos 

No fue sino hasta finales del siglo XVIII que la ciudad decidió condenar a todos los cementerios parroquiales existentes y crear tres grandes zonas de entierros suburbanos a las afueras de la ciudad. Alexandre Lenoir, tuvo la idea de utilizar los túneles vacíos subterráneos, y su sucesor, Thiroux DE CRONSE, eligió el lugar al sur de París “Porte d’Enfer“, las sepulturas comenzaron en 1786. En el mismo año, el 7 de abril fue la ceremonia de consagración, los huesos fueron depositados y distribuidos a lo largo de las cavernas. Cerca del sitio se pusieron cruces, urnas y objetos de la necrópolis que se trajeron de los cementerios de las iglesias.

Los primeros años de las catacumbas no eran más que un depósito de huesos. En 1810 Louis Etienne Héricart de Thury, vio que se renovaron y se transforma, las subterráneas cavernas se convirtieron en una sepultura real, visible como un mausoleo, dirigió la reorganización de los cráneos y tibias en las catacumbas de hoy, también se utilizan lápidas y decoraciones del cementerio para realizar la decoración.

Sucesos paranormales 

Fueron muchas las personas que que pasaron por el interior de estas catacumbas, incluyendo a soldados alemanes en la segunda Guerra Mundial. También se cuentan que en dichos túneles subterráneos se practican rituales de todo tipo, donde incluso se pueden encontrar los materiales utilizados para llevarlos a cabo.


Muchos de los visitantes que hoy día la visitan, afirman sentirse con una sensación de que están siendo observados. Algunos también dicen que han llegado a sentir que las entidades les han tocado. Aunque estas no son las experiencias mas fuertes, ya que algunos de estos atrevidos visitantes, han sentido como una entidad invisible les ahorcase. Otros visitantes, también han corroborado que han podido ver figuras en sombra por los pasillos de estos túneles. 

Son muchos los investigadores de fenómenos paranormales, que se han adentrado en su interior para buscar las voces de las almas allí enterradas y lo que han encontrado a sido macabro y aterrador. 

Otra historia para las Catacumbas 

Lo que les vamos a contar a continuación, ocurrió en el año 1990 en el momento en que un hombre se adentra en el un hombre se adentra al interior de dichas catacumbas, acompañado únicamente por su cámara de vídeo. Este intrépido, baja por los callejones de los túneles subterráneos. Mientras caminaba, iba grabando todo por donde pasaba, para no perder ni una sola cosa de su interior. Mientras caminaba, se sentía como este hombre se empezaba a sentir observado e incómodo, por algo que desconocía. En ese mismo momento, se ve que la cámara cae al suelo, y este pobre hombre es arrastrado por "alguien" invisible que claramente tiene una fuerza sobrehumana. No se ve en el vídeo a el atacante en ningún momento, pero como ya hemos dicho antes, es "algo" con una fuerza descomunal.  Se las arregló, para poder resistirse durante sólo 15 segundos. Para muchos, lo ocurrido puede tratarse de un ataque de pánico, pero para otros es una prueba más que evidente de la existencia de entidades o fenómenos diabólicos que habitan en los túneles.

El siguiente material proviene de una cámara que se encontró años más tarde, cuando algunos exploradores urbanos descendieron por las catacumbas. Encontraron una cámara de vídeo en el suelo con la batería descargada y la cinta completamente grabada. Lo que se muestra, son los últimos y desconcertantes minutos de la cinta grabada por un hombre misterioso que desapareció en el interior de las catacumbas de París. Algunos expertos han intentado recopilar información al respecto, pero sin tener éxito. 

Comentarios