Jugador ve cosas extrañas

El jugador de la NBA Jeff Ayres afirma haber visto una aparición fantasmal 

Son muchos las celebridades que han afirmado que se siente observados cuando están  solos en la intimidad. Los famosos también ven cosas extrañas, como todos nosotros; esta vez, le toca a la estrella de la NBA Tim Duncan, que afirma seriamente haber visto algo muy extraño.

Todo comienza cuando los jugadores de los Spurs ven una película de terror, en un hotel de California, momentos después empiezan a escuchar voces de bebés, pasos de niños...todo un escenario digno de una película de terror.

"He leído historias de ese sitio y preferiría no volver allí nunca más", el jugador de los Spurs espera no volver a un hotel de California donde vivió una de las experiencias más extrañas de su vida. Y es que Tim Duncan escuchó cosas, como si de una película de terror se tratase. 

Jeff Ayres fue el primero en darse cuenta de que algo no funcionaba bien. "Podía escuchar cosas en el pasillo. Pensé que sería gente viendo la televisión en su cuarto. Llegué a mi habitación y la llave no funcionaba pero parecía que había alguien dentro, algo como un bebé haciendo ruidos", explicó a Spurs Nation. 

Tras el fallo de su llave y los extraños sonidos, acudió a recepción desde donde "llamaron por teléfono a la habitación y nadie respondía. Primero me ofrecieron otra llave y que viniesen conmigo los de seguridad para verificar que no hubiese nadie en el cuarto, pero luego me dieron otra habitación. Estoy seguro que escuché gente y niños correr sin que hubiese nadie dentro, de locos". 

Pero no fue cosa solo de Ayres, Tim Duncan también vivió este capítulo que dudosamente olvidarán. "Escuché un bebé en su cuarto. Había alguien o algo ahí dentro. No me extrañó, pensé que la habitación estaba ocupada y se la habían asignado mal. Pero al día siguiente Jeff me contó que llamaron desde recepción y no había nadie y es para volverse loco. Allí había un bebé sin duda".


La historia todavía va más allá. Los jugadores decidieron investigar y parece ser que en ese hotel hay varios episodios dignos de película de terror, entre los que está el fallecimiento de una niña de seis años. Seguramente los Spurs no vuelvan a alojarse en dicho lugar. 

Comentarios