Falsos misterios

Las fotografías con falsos misterios, porque no todas las fotos de fantasmas son reales 

Fantasmas, aquí en Tp, os hemos contado los tipos de fantasmas que hay, como saber si en su casa hay fantasmas pero os tenemos que aclara algunas cosas al respecto de este tema.

Es verdad que los fantasmas existen, pero lo que también es una realidad es que hay muchísimas personas que buscan la fama a través de supuestas apariciones, que realmente no existen. Con la llegada de la nueva tecnología y los Iphone, Smartphone y todos estos móviles nuevos, con unas cámaras que quitan el hipo; es más fácil realizar un montaje con casi cualquier foto.

Existen muchos "cazadores de fantasmas" que en realidad no se dedican a mostrar la verdad a las personas que la buscan, sino a mostrarles las fotografías que el público quieren ver. Eso en nuestro mundo es el pan de cada día, por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de catalogar una foto. 

Nosotros os vamos a mostrar una lista de las fotografías de "falsos fantasmas" y de las que no tienen explicación que recorren todo Internet, empecemos:

1. La foto inexplicable 

Esta imagen fue tomada en 2008, en el castillo escocés Tantallon. En una de las ventanas aparece una figura. La fotografía fue tomada por un turista, Christopher Aitchison, quien asegura que no había ningún guía u otro visitante en la zona. ¿Será cierto? Richard Wiseman, psicólogo de la Universidad de Hertfordshire y experto en desentrañar este tipo de misterios, asegura que aún no hay una explicación. Tres analistas independientes confirmaron que no hay trucos de Photoshop.













2. La sombra

La mayoría de las imágenes en las que se supone que hay un fantasma tienen una explicación muy simple que desbarata cualquier teoría esotérica. Este caso es una de ellas. Si miran con atención la imagen del supuesto fantasma que se está cogiendo el pie, te darás cuenta de que su reflejo en el río es perfectamente identificable. Un cuerpo etéreo y translúcido no proyectaría ningún tipo de sombra. Aquí han intentado dar gato por liebre. Y no cuela.



3. Tu mente te engaña

Chris Brown, un fotógrafo aficionado, tomó esta imagen en una playa desierta de Inglaterra. El autor jura y perjura que no había nadie allí, excepto él... y una borrosa figura con una cazadora y una capucha. Y es verdad: la playa está completamente desierta de no ser por el hombre de gorro azul. Lo que parece una figura mirando el mar con la capucha puesta no es más que nuestro cerebro, que nos engaña haciéndonos creer que la cueva en la roca y su reflejo en el mar son una figura humana. Lo sentimos.





4. Los fantasmas del pasado

En los tiempos anteriores a la fotografía digital (y esta imagen claramente data de aquellos años) era habitual que se diera un efecto que hacía aparecer fantasmas por arte de birlibirloque. Pero solo se trataba de un fallo técnico: cuando el carrete avanzaba para que pudiéramos sacar la siguiente foto, a veces no lo hacía correctamente y parte del negativo anterior se imprimía también en el siguiente de forma borrosa. En este caso, eso es lo que ocurrió.










5. Otro pasajero más 

La autora de esta foto la tomó en 1959, después de visitar la tumba de su madre, volvió al coche donde esperaba su marido en el asiento delantero, le hizo una foto, y al revelarla apareció la figura de su difunta madre en el asiento posterior. 

¿La pregunta es: ¿no será que venía algún otro pasajero (a) en el coche?.....difícil de saberlo con certeza.




6. Escalera 

El fotógrafo aficionado Mathieu Fur, tomó esta imagen de noche (obviamente) y sin ningún tipo de luz. A menudo, una exposición muy larga puede causar que los objetos o personas en movimiento aparezcan borrosos. También se puede deber a una superposición de imágenes: en la foto anterior sí aparece una persona y, de algún modo, la memoria de la cámara ha superpuesto los archivos y los ha combinado para provocar este efecto espectral.









7. Detective  

Observen atentamente la foto. ¿Qué pueden deducir de ella? Está claro que es de noche: las farolas están encendidas, la luz natural es muy baja y... lo más importante: se hizo sin flash. Cuando se prescinde de luz artificial, las cámaras, sobre todo las automáticas, dejan abierto el obturador más tiempo (la velocidad de la foto) o utilizan una mayor apertura de diafragma, para que entre más luz. Al tener una velocidad lenta, la cámara podrá recoger más luz, pero no podrá congelar a una persona que se esté moviendo. Eso es el “fantasma” que aparece borroso: solo una persona que no fue “congelada” mientras se acercaba.





8. Fantasma de la Ópera 

Otro trabajo para sus mentes deductivas. Observen atentamente esta imagen. Parece que hubieran utilizado flash, ¿no es cierto? Está tomada en interiores y la iluminación es buena. Pues tienes razón, pero no es un flash, sino una lámpara: la luz es uniforme y llega a iluminar el fondo del salón. Por lo tanto, la foto fue tomada con una velocidad lenta que no logró congelar al hombre que está utilizando el apoyabrazos para saltar por encima... algo que, claramente, no necesitan los fantasmas.








9. Coche con fantasma incluido 

Guillermo Sosa asegura que tomó esta imagen porque intentaba vender su viejo vehículo. Lo que ocurrió fue que los potenciales clientes no huían porque escucharan el precio, sino al ver que en el espejo lateral había una cabeza que los miraba fijamente. Analizando la imagen, hay dos posibilidades, y ambas las puedes recrear en sus casa para conseguir efectos similares. Adulterar la imagen con un software o, más elaborado, pídele a algún amigo que se siente en tu coche, ligeramente inclinado hacia abajo. De este modo puede que tú no le veas desde detrás, pero el espejo sí.




10.  El Brindis Fantasmal 

Existe un fenómeno, conocido como pareidolia, que hace que un estímulo visual muy impreciso, como una sombra, lo veamos como una forma reconocible. Y además, es que nuestro cerebro está diseñado para reconocer caras. Si unimos ambos hechos, no resulta extraño que una mancha difusa en una tostada se transforme en el rostro de la Virgen María o que un poco de humedad revele figuras humanas en una pared. Es verdad que parece un rostro, pero también podría ser el hombro y el brazo de una persona fotografiada de lado.






11. Niebla fantasma 

Se han fijado alguna vez en que todas las fotografías donde aparecen formas borrosas, como hechas de humo, fueron tomadas de noche y con flash? Esto se debe principalmente a un efecto meteorológico. Cuando la temperatura comienza a descender al caer la noche, el aire suspendido está a menor temperatura que la tierra. Al mismo tiempo que el aire enfría la superficie, el calor que escapa lo hace en forma de pequeñas nubes. Esto es invisible a nuestros ojos, por ser de noche, pero el flash lo capta y lo congela, y así surgen pequeñas volutas de aire caliente con formas extrañas.





12. ¿El Aura?

Conocidas popularmente como orbs, porque parecen un orbe o esfera, estas presencias flotantes tienen una explicación muy simple que nada tienen que ver con rastros de energía o auras. Su presencia se observa casi siempre en imágenes tomadas con flash. Lo que ocurre es que las cámaras, en general, no están diseñadas para enfocar objetos que estén demasiado cerca. Por eso, insectos o motas de polvo, iluminadas por el flash, aparecen como borrosas presencias.









Puedes diseñar tu propia foto fantasmal:

La aplicación Ghost Cam te permite alterar una imagen para que en ella aparezca un fantasma. Tiene diferentes parámetros: índice de “borrosidad”, cantidad de fantasmas, tamaño y área donde deben estar. Una herramienta para reírte en modo paranormal.

Estas fotos las hemos sacado de la lista de 20Minutos

Ya saben, cuando vean una foto en la que aparezca un fantasmas, primero duden, comprueben y pidan ayuda profesional. 

Comentarios