Una gran recompensa

Unos escépticos checos ofrecen una recompensa para quien pueda demostrar la existencia de lo paranormal 

Debido al auge en la última década de los fenómenos paranormales y las capacidades psíquicas gran cantidad de escépticos, científicos y otras personas interesadas en el tema vienen ofreciendo cuantiosas recompensas a cualquiera que pueda demostrar, en condiciones adecuadas de observación, la evidencia de cualquier fenómeno paranormal, sobrenatural, o poder oculto. Sus normas son iguales que cualquier investigación científica razonable. Un ejemplo es que si una persona tiene la capacidad de doblar la cuchara con la mente, no podrá utilizar sus propias cucharas. Si la capacidad es poder ver las auras de los demás, tendría que hacerlo bajo condiciones controladas. Si se trata de visión remota, la persona tendrá que facilitar detalles demostrables. O si es cirugía psíquica o estigmas, tendría que hacerlo con cámaras de grabación controlando todos los movimientos.


Ahora cualquier persona que crea tener un cierta habilidad psíquica podrá presentarse a un nuevo reto, el Club Escéptico Checo Sisyphus que ofrece una recompensa de 10.000 coronas checas a quien pueda probar la existencia de fenómenos paranormales en un experimento, y quien tenga éxito podrá optar al premio de $ 1 millón a nivel mundial. En el caso del premio mundial está patrocinado por la Fundación James Randi, y tener la recomendación de la asociación escéptica nacional es uno de los criterios para la inscripción. James Randi es un supuesto mago que ha dedicado su trabajo en desacreditar la idea de que cualquier persona, incluidos los magos, pueda tener poderes sobrenaturales. ¿Te atreves a concursar?

Premios por tus capacidades psíquicas

La posible existencia o no existencia de habilidades psíquicas, también conocido como ESP, se ha investigado científicamente durante unos 150 años (desde 1858), según la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU.. Pero con el paso del tiempo muchos científicos están abriendo sus mentes contradiciendo así la base de la ciencia, ya que se empieza a admitir la posibilidad de que varias personas tengan capacidades psíquicas. Esto incluye la clarividencia o la capacidad de sentir los sentimientos de otra persona.

Dicho esto, los que crean poseer ciertas habilidades que van mucho más allá de cualquier explicación racional podrán presentarse al controvertido concurso ofrecido por “el Club Escéptico Checo Sisyphus”. Los concursantes deberán someterse a tales pruebas como la clarividencia, la telepatía y rabdomancia, también conocido como radiestesia.

“De acuerdo con el pensamiento escéptico, el club escéptico Checo mantiene su mente abierta a los fenómenos que consideramos extremadamente improbable o imposible, pero que mucha gente está convencida de que existen y algunos creen que son capaces de probar la existencia de estos fenómenos y capacidades”, según detalla la página web de Sisyphus.


También se dice que los concursantes deben proponer un experimento a partir del cual se verificara el fenómeno o capacidad determinada. Sisyphus se ajustará el curso del experimento para que esté en armonía con los métodos científicos y evitar que sea influenciado por cualquiera de los concursantes o los supervisores expertos.

Otras de las cláusulas del concurso es que los experimentos serán grabados en vídeo. Los costos, tales como materiales especiales o el alquiler de un lugar específico, serán cubiertos por los participantes. Y si alguien tiene éxito en probar el fenómeno paranormal, entonces el coste del experimento se reembolsará además del premio en metálico. El criterio para un experimento exitoso es su resultado correspondiente a la probabilidad de 1:1000 de que el mismo resultado puede producirse por pura casualidad.


Además se excluyen los experimentos que podrían poner en peligro a personas o animales, que son contrarias a la ética y las buenas costumbres o que violen las leyes, así como los trucos de los magos y la curación experimental de enfermedades, según detalla Sisyphus.

Recompensas paranormales a lo largo de la historia

Pero este tipo de recompensas paranormales no son nada nuevas. Escépticos australianos ofrecieron $ 100.000 australianos para cualquiera persona que completara con éxito el desafío de los más escépticos en Australia. La Asociación para la Investigación Escéptica (ASKE), una organización escéptica del Reino Unido, ofreció £ 12.000 para la prueba definitiva de poderes psíquicos.

Un grupo de Nueva Zelanda que se hacen llamar “La inmortalidad” ofrecían un premio de NZ$ 2, 000.000 a cualquiera “que pudiese mostrar una habilidad paranormal real, bajo condiciones controladas”. En 1922, la revista Scientific American ofreció dos premios de $ 2.500 premios, uno para la primera persona que pudiera comunicarse con un espíritu bajo condiciones controladas y el otro a quien pudiese producir una auténtica “manifestación psíquica visible”.

¿Qué ocultan realmente este tipo de premios?

Es bien cierto que nunca nadie ha conseguido ganar este tipo de recompensas, pero la respuesta es mucho más sencilla de lo que parece. Algunos expertos creen que un premio de un millón de dólares no cubre los costos requeridos de la realización del experimento. Suponiendo que calculamos el número de ensayos repetidos, los participantes seleccionados, múltiples experimentadores y observadores escépticos que son necesarios para lograr este resultado, los costos combinados llegan a ser superiores que el premio. Así, que desde una perspectiva puramente pragmática, los diversos premios ofrecidos hasta ahora no son lo suficientemente atractivos para las personas con capacidades psíquicas reales.


Pero otro de los puntos a tener en cuenta es que para los más escépticos nada es suficiente, y aunque se demuestre que una persona dispone de ciertas habilidades para los más escépticos siempre habrá algún truco que oculta el misterio. Y no debemos olvidarnos tampoco que los mas conspiranoicos, que advierten que este tipo de concursos es utilizado por los gobiernos para encontrar personas con ciertas capacidades paranormales y así poder ser utilizados (en contra de su voluntad) en objetivos militares o para sus para sus propios beneficios. Entonces, ¿te atreves a concursar?

Información sacada de: mundoesotericoparnormal.com

Comentarios