Una abducción

La peor abducción nunca antes conocida 

En 1978, el vigilante nocturno Fortunato Zanfretta fue secuestrado por unos seres de gran altura y aspecto de reptil, y le sometieron a experimentos muy dolorosos y traumáticos. Tras presentar una hora en blanco sin saber donde había estado, Zanfretta decidió someterse a la regresión hipnótica y no solo fue capaz de recuperar de su memoria una experiencia traumática sino hasta 4 abducciones casi consecutivas en manos de esos siniestros seres reptilianos. Este es una de los casos más terroríficos de abducción que se tiene constancia.



Información sacada de: despiertacordoba.wordpress.com

Comentarios