Presencia extraña

En Uruguay han encontrado una presencia extra que no puede captar el ojo humano

Gabriel Caorsi, casado, con tres hijos, regresaba de Rivera manejando plácidamente por Ruta 5 cuando decidió detener la marcha a la altura del Paraje Peralta, en Tacuarembó. Un parque de molinos de viento había captado su atención, al igual que la de su señora y la de sus tres hijos.

Bajaron del vehículo y comenzaron a tomar fotografías con tres celulares y dos cámaras digitales.


A los pocos minutos, Caorsi, un industrial de 47 años que vive en una zona rural cercana a Progreso, se encontró con una sorpresa revisando su BlackBerry. En una de las imágenes aparecía, frente a uno de los molinos, una extraña y nítida figura filiforme, flotando en el aire mucho más cerca del suelo que de las aspas.


"Lo primero que pensé fue que era una semilla voladora, porque hace unos años había leído un libro sobre el tema. Pero nos pusimos con mi hijo a buscar una semilla y no encontramos nada, estaba muy limpio el camino. A la mañana siguiente en la oficina googlié `semillas voladoras`, pero no me apareció nada que se le pareciera a lo que estaba en la foto", relató el industrial .

Información sacada de: Ciudad Paranormal.

Comentarios