Te contamos 3 experiencias paranormales que nos han pasado


A lo de estos años te hemos contado varias historias repartidas por todo el mundo. Se podría decir que hemos recorrido casi todo el globo, con cada una de las historias pero siempre se nos quedaba una espinita clavada en nuestro pensamiento. 

Esa espina era la de poder contarte algunas de nuestras historias más aterradoras -por lo menos para nosotros- antes incluso de que empezáramos con todo el tema de las investigaciones de Tenerife Paranormal.

Siempre hemos querido contarte alguna, pero nunca habíamos tenido la ocasión de poder escribir sobre ellas y esta vez por fin te contaremos las 3 experiencias más aterradoras que nosotros hemos vivido antes de empezar a ser investigadores. 

Más adelante, contaremos las más interesantes en cuestión de investigaciones, pero eso será ya con los podcast que estamos preparando, tiempo al tiempo. 

Ahora qué tal si empezamos por una de estas historias, concretamente a la que le sucedió a Jose, el fundador del equipo...

Un niño en el espejo  

En aquella casa donde vivía cuando era algo más joven, lo cierto es que al poco tiempo de mudarnos, descubrí que pasaban cosas bastante raras. Y todas ocurrían de forma muy sutil. La primera vez que entré en aquella casa, lo primero que noté fue el aire casi helado que recorría dichas escaleras.

Pese a ser verano, hacía bastante frío en aquella casa, independiente del tiempo que hiciera fuera. 

Lo cierto, es que el principio, ninguno de nosotros -mi familia y yo- no nos dimos cuenta de que en esta casa ocurrían cosas raras sino fue hasta un tiempo después. Eran cosas pues no muy aterradoras.

Primero empezaron a verse sombras, que se podían interpretar como cualquier cosa menos como paranormales. Luego vinieron los ruidos y voces. Más tarde ciertas cosas desaparecían solas  y aquella tarde de verano me llevé una sorpresa no muy agradable que digamos. 

Ese día, le había comentado a mi primo que se quedase en casa para ver unas películas, jugar a los nuevos videojuegos que me habían comprado y en fin a pasarlo bien antes de empezar las clases. 

Todo fue con normalidad hasta llegar la noche. 

Fue una noche donde ya algo en mi interior me decía que iba a suceder algo, no sabía el qué pero sabía que algo iba a suceder -seguramente te haya pasado a ti también- no le hice mucho caso y continuamos viendo la película. 



En mitad de ella, la tuve que parar. Tenía que ir al baño. Me giré y vi a mi primo muerto de sueño en una cama que habíamos puesto allí provisionalmente. Con cuidado me levanté y me dirigí al baño. 

Por un segundo me detuve enfrente de aquel enorme pasillo. No se veía nada, pero ya estaba acostumbrado a pasar por allí a oscuras. Lo crucé. 

Al llegar a la cocina, doble la esquina y entré en el baño.

Cuando estaba lavándome las manos, vi por el espejo que teníamos encima del lavabo. Lo curioso era que de éste espejo, se reflejaba uno de cuerpo entero que a su vez te hacía posible ver parte de la cocina solo mirando ese espejo. 

Al hacerlo, vi algo raro. Mitad del espejo se había quedado completamente negro. Fuera había una luz tenue. Lo vi perfectamente

Antes de que pudiera reaccionar, vi una sombra de un niño pequeño cruzar toda esa pequeña parte del espejo. Lo vi perfectamente. Era un niño de unos 10 años cruzando de cuclillas. 

Mis ojos se quedaron abiertos del susto y mi corazón completamente en shock. Poco a poco encendí la luz del pasillo. No había nadie. Pregunté en voz alta si había alguien allí pero no hallé respuesta alguna.

Al correr al salón de nuevo, me vi a mi primo tal cual lo había dejado. Durmiendo. Le pregunté si había sido él el que había cruzado, pero me lo negó. Me dijo que se había quedado dormido. 

Desde esa noche más nunca pude volver a ver ese espejo de la misma manera...

Nuestra primera sesión de ouija  

Lo cierto es que nunca antes de esto, habíamos jugado a la ouija. Pero aquella noche decidimos junto a unos amigos nuestros jugar y arriesgarnos a lo que pudiera suceder. 

Sin duda no teníamos ni idea de lo que estábamos haciendo. 

Nuestros amigos ese día nos habían invitado a pasar una tarde juntos, tranquilos, bebiendo algo, escuchando un poco de música...todo muy relajado la verdad. 

En mitad de aquella fiesta improvisada que nos habíamos montado, a una de nuestras amigas, se les ocurrió que era buena idea poder jugar a la ouija. Ellos ya lo habían hecho antes y una vez más no estaría mal- 

Nosotros en un principio dijimos que no y eso no les echó para atrás a la hora de querer jugar. Puesto que nadie más quería jugar Jose se animó. 

La verdad es que estábamos los 3 pese a que mis amigos ya habían jugado antes, todos estábamos algo nerviosos por lo que pudiese pasar. "Sobre todo yo"

Empezamos a jugar. 

El oráculo improvisado con un pequeño vaso, empezó a dar vueltas. En un principio Jose pensó que eran los chicos moviéndolo pero a los pocos segundos aquello paró en seco. 



Mi amiga, hizo una pregunta. La entidad solo respondía o SI o NO

Luego empezaron las jugarretas. Empezaba a reírse de nosotros a decirnos que nos podía ver y que tenía un mensaje para uno de nosotros

La tensión como era de esperar fue en aumento. Lo curioso de todo no es esto, sino que las chicas que no decidieron jugar, empezaron a ver cosas muy raras. 

Una de ellas empezó a ver en medio de uno de los pasillos de la casa, una sombra oscura que no la dejaba de mirar. Ambas comenzaron a escuchar risas y voces que las estaban llamado. 

Finalmente, una de las chicas que jugaba le preguntó a la entidad que si quería que le hiciésemos un favor.  Algo para aliviar el dolor que decía sentir. La entidad respondió afirmativamente. 

Con anterioridad nuestra amigo había puesto varios tarritos de sal -ella nos dijo que eran de protección para evitar que la entidad se nos aferrase- la misma entidad nos pidió que quitásemos la sal de la mesa para que se pudiera manifestar y así dar el mensaje. 

El novio de nuestra amiga, casi aceptó de inmediato. Su compañera le paró a tiempo

Lo más aterrador fue que una de las chicas que veía todo desde fuera del tablero improvisado, nos comentó que pudo ver cerca de nosotros a una sombra oscura merodeando nos muy de cerca...

¿Qué era aquello? A día de hoy nos hacemos la misma pregunta que tú...

Nuestro primer contacto con una entidad 
  
La verdad es que cuando te enfrentas solo y pro primera vez a una entidad de tipo A, que son las que de muestran tener una inteligencia mucho mayor, es verdaderamente escalofriante.

En otra de nuestras reuniones de amigos fuimos a una casa de unos conocidos nuestros que según ellos pasaban toda clase de cosas raras. 

Lo cierto es que en un principio nosotros no estábamos convencidos de que allí sucediera nada, pero por darles un voto de confianza, decidimos ir para ver si era cierto todo aquello que nos estaban comentando. ¿Por qué no? ¿Qué íbamos a perder? 

Así fue. 

Al llegar charlamos, comimos y fuimos viendo los lugares donde supuestamente pasaban cosas raras. Poco a poco nos iban contando historias y cada vez que lo hacían, nosotros mismos empezábamos a dudar si eran falsas o no aquellas historias. 

Sus rostros mostraban autentico pánico al contarlas. ¿Por qué nos iban a mentir? pensamos...

Pasaron las horas y por fin les pedimos pruebas de ello. 

Nuestro amigo, nos dirigió al cuarto de la ropa -donde ellos tendían las prendas de vestir- y a todos nos encerraron allí dentro. Todo parecía bastante siniestro. 

Durante al menos uno o dos minutos permanecimos en completo silencio. Hasta que por fin nuestro amigo dijo: "Si estás aquí has una señal por favor". No hubo respuesta. 



"Sé que estás aquí has una señal" -tampoco hubo respuesta- hasta que nuestro amigo decidió dar 3 golpecitos en una de las paredes que estaban cerca. 

Luego de esto pidió a Jose que le cogiera de las manos. Todos vimos como lo hacía.  No se escuchó nada hasta que de pronto todos lo escuchamos...

Tres golpes claros se escucharon del otro lado de la pared. Los allí presentes nos vimos las caras, no había sido nadie. 

Le preguntamos que había del otro lado y nuestra amigo nos dijo que nada, que esa pared daba al pasillo de las escaleras. Nuestro amigo lo hizo una vez más y aquello le volvió a responder. 

Con el tiempo descubrimos -luego de varios experimentos- que nuestro amigo tenia una entidad muy poderosa consigo mismo y era la causante de todo aquello...Todos vimos después de esto y por un tiempo cosas raras en nuestras casas...

Esta son solo algunas de nuestras historias que para nosotros han sido bastante escalofriantes, experiencias que siempre recordaremos por mucho tiempo que pase. Te damos un consejo y no hagas como nosotros, no juegos con ellas, ya que las entidades pueden ser algo muy peligroso y nunca sabes como podrán reaccionar en tu contra....

Muy pronto más historias :)  


Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email
 
siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios