5 Historias sobre experiencias paranormales (Reales) Parte 1


Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos pasado por alguna experiencia que nos ha dado cierto miedo, reticencia de contar o simplemente no hemos entendido del todo. 

Por lo general son estas y no otras, las historias que más nos gustan a nosotros. Todo este tipo de historias -experiencias- son dignas de ser escuchadas para  de alguna manera intentar buscarles sentido alguno -de eso hablaremos en otro artículo- para por lo menos tranquilizarnos a nosotros mismos. 

Muchas veces hay que tener cuidado a quién se le cuentan todo este tipo de cosas, ya que no todos las verán de la misma manera que las ve la persona que ha vivido esta experiencia paranormal.

Pero aunque no todos te puedan creer dicha historia, hay cierto numero de personas -como nosotros- que sí lo hará y que de alguna manera te ayudará a saber qué significa o por lo menos te escuchará. 

Es con este tipo de personas con las que tienes que contar para poder hablar sobre estos temas -por desgracia- y no por ello has de creer estar fuera de ti mismo, no por ello tienes que estar loco. 

Hoy queremos enseñarte 10 historias sobre experiencias paranormales reales, de personas como tú y como nosotros que han vivido experiencias en sus casas bastante aterradoras e interesantes de leer.

Empecemos por la primera...

1. Alguien viviendo en las paredes 

Este usuario de Reddit, empieza así su relato: 

"Cuando mi mujer y yo nos compramos nuestra primera casa, una casa bastante vieja, de los años 50 de estilo victoriano, escuchábamos cosas bastante raras que provenían de las mismas paredes de la casa. Oíamos como si unos niños estuvieran corriendo y caminando dentro de las mismas paredes de la casa.

Mi esposa se lo comentó a uno de nuestros vecinos. éste le dijo que no se preocupara ya que muy cerca de aquí había una especie de granja para pavos reales y que a veces estos, se subían en los tejados de las casas.

Menos de un año después de esto, nació nuestro primer hijo. En una ocasión éste estaba jugando con sus juguetes, como hacía siempre. Pero esta vez sucedió algo bastante raro. Todos los juguetes con los que jugaba mi hijo, estaban en perfecto equilibrio, girando sobre su propio eje. Mi hijo, tan solo caminaba en círculos dándoles unos pequeños golpes para que siguiesen girando. 



Es una de las cosas más siniestras que he visto en mi vida. 

Cuando ya tenías unos 3 o 4 años, todas las noches la escuchaba hablar sola en su habitación. Una tarde, le pregunté con quién hablaba todas las noches. A lo que mi hija me respondió: "con Tracy" y yo intrigado le pregunto: "¿Quien es Tracy?" a lo que mi hijo me responde: "es la niña que vive en la pared".

Mi hijo continuó diciéndome: "ella es muy buena conmigo, lo que algunas veces me asusta mucho". Me describió a esta niña como una niña de pelo largo y castaño, que llevaba puesto un vestido de color amarillo. 

     Esta otra entrada te puede interesar: ¿Extraños seres caníbales en Indonesia?

Me respondió con toda naturalidad -la que puede tener un niño de esta edad- que incluso a veces lo despertaba por las noches y que e´l nunca se ha llegado a despertar con miedo, salvo contadas veces. 

Un par de años más tarde tuvimos que cambiar las habitaciones, ya que llegó nuestro segundo hijo y nuestro hijo mayor, pasó a dormir en una de las habitaciones de abajo cediendo su antigua habitación a su nuevo hermano. 

La niña siempre había dormido muy profundamente -cuando estaba con nosotros- pero al llegar a esa habitación no dejaba de llorar y escuchar golpes y gritos en la habitación. Al final tuvimos que cambiarla de habitación para que pudiese dormir. 

Buscamos la historia de la casa, pero no encontramos nada semejante a una niña desaparecida llamada Tracy ni nada por el estilo. Años más tarde me surgió un cambio de trabjo en una nueva empresa y nos tuvimos que mudar. 

Al poco de irnos, el que era nuestro vecino llamó a mi mujer diciendo que había visto a nuestra hija saludándole desde una de las ventanas de la casa. No calló a la primera, pero luego se dio cuenta que nosotros ya nos habíamos mudado de esa antigua casa". 

2. Golpes en las ventanas

"Esto ocurrió en mi antigua casa de Tennessee cuando yo tenía unos 12 años. Por aquella época estaba durmiendo en un cuarto donde la cama en donde yo dormía, daba justamente en frente a un ventanal de mi habitación. 

Estaba rodeado de ventanas por tres partes diferentes en aquella habitación.



Una noche como otra cualquiera, me metí en la cama. Aún no muy dormido empecé a mirar por una de las ventanas de mi cuarto. Fue entonces cuando me invadió una sensación bastante extraña. 

En ese momento, escuché 7 golpes seguidos en aquellas ventanas, y pude ver a alguien mirándome fijamente por una de ellas. De inmediato salí corriendo al salón y decidí dormir allí". 

3. La misteriosa mujer del balcón 

Seguimos en Reddit con una usuaria a la que le sucedió algo bastante aterrador de contar:

"Cuando era una niña y tendría unos 12 o 13 años fui junto con mi madre a visitar a una tía suya. Aburrido, como todos cuando vamos a casas de familiares y amigos de la familia, me fui al segundo piso para poder jugar yo solo. 

Había un gran balcón justo en esta parte de la casa. Lo cubría unas espesas cortinas que daban la impresión de ser niebla intensa. Me pareció divertido poder pasar entre las cortinas y dejar que estas me rosasen la cara -como lo hace todos los niños pequeños vamos-. 



En una de estas vueltas y vueltas, me quedé con las cortinas cubriendo mis ojos, por lo tanto no podía ver nada. Sentí una presión en mi espalda como si alguien me estuviese agarrando. Fue tal que me impidió seguir jugando.

     Algunas historias que pueden interesante: 4 casos paranormales que te dejarán sin habla 

Luego pude sentir una mano -real- que me cogía de la cara y me quitaba la cortina de encima. Cuando me di la vuelta pensé que había sido mi madre o mi tía. 

Pero en aquella parte de la casa no había absolutamente nadie.

Corrí como pudo hacia donde estaban mi tía y mi madre. Al llegar mi tía le comentó a mi madre que hacía unos 80 años una mujer había fallecido en aquella parte de la casa y que de vez en cuando se dejaba ver, como mirando hacia el infinito por el mismo balcón".

AndoraAnaheim.

4 Dos terribles golpes 

"Cuando era pequeño solía quedarme en casa de mis abuelos. Éstos tenían un ático en donde había una habitación donde yo me quedaba. 

La casa estaba bastante lejos de la ciudad, así que era una lugar bastante tranquilo y silenciosos. Por lo que no es de extrañar que a veces podía escuchar si había gente en el ático.

Por aquel entonces solía tener serios problemas para poder conciliar el sueño, sentía como una presión que no me dejaba moverme para nada, a los pocos segundo me despertaba sobresaltado de la cama. 

Una noche, para demostrarme a mí mismo que era valiente y que tenía pensado dejar de tenerle miedo a la oscuridad, sobre las 3 o 4 de la mañana susurré en voz baja: "si hay algo por aquí que haga una señal por favor".

Al instante 3 grandes golpes sonaron en la puerta de mi cuarto. Más nunca volví a pedir ta cosa. 

Sonneti.

5 La puerta del ático 

"Esto sucedió cuando yo tenía unos 12 ó 13 años de edad y vivía en una casa antigua y pequeña con mi hermano y mi madre. Nos sucedió algo bastante aterrador que a día de hoy me sigue desconcertando. 

Fue una noche de verano. La verdad es que estos días se solapan con otros, así que no recuerdo muy bien lo que sucedió días previos antes de que pasara todo esto. Yo estaba en una habitación que daba justamente enfrente de un pasillo largo y al lado, estaba la puerta de la habitación de mi hermano mayor. 

Cerca de la puerta de su habitación había una puerta que daba ala buhardilla, una puerta vieja y una estancia bastante escalofriante salía de allí debajo. Mi madre decidió abrir una tercera puerta para que mi cuarto y el de mi hermano se comunicara entre sí por lo que la puerta de la buhardilla también se veía. 



Una noche la puerta del cuarto de mi hermano estaba abierta y la de la buhardilla igual. No se explicarlo bien, pero sentía como si algo o alguien me estuviese observando desde la distancia, parecía como si alguien fuese a salir de esa misteriosa puerta. 

Fue entonces cuando decidí ponerme la sábana por encima. En ese momento sentí una gran presión encima de mí, como si me estuviesen aplastando. Grité y mi madre vino corriendo, me quitó la sábana de encima y la presión se fue. 

Desde entonces no he sabido que era aquella cosa que me estaba aplastando en mi cuarto, pero desde entonces, esa puerta permaneció completamente cerrada por las noches". 

Zombiehipster. 

¿Tienes tú una historia como estas que contarnos? Si es así por favor ponte en contacto con nosotros y mándanos la junto a tu nombre o apodo a tenerifeparanormal@hotmail.com y nosotros la publicaremos en nuestro siguiente artículo ¿Te animas? 

¿Cual de todas estas historias te ha parecido más interesantes? 



Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios