¿Qué son los sueños lúcidos y cómo controlarlos?


Cada vez que se nos ocurre hacer un artículo sobre los sueños, paradójicamente se nos ocurre a alguno de nosotros, como no durmiendo. Es extraño, pero no es la vez que nos pasa esto. 

Digamos que el sueño es bastante interesante a la hora de poder estudiarlo. Y como investigadores que somos, nos encantan estas cosas. El poder buscar información, contrastarla  y poder enseñarte las a ti. 

Hoy nos gustaría hablarte sobre una parte bastante interesante del mundo onírico: los sueños lúcidos. 

¿Los has tenido alguna vez? Si tu respuesta es sí, puede que hayas incluso buscado información para saber que son o por lo menos que significa dicho sueño, pero si no los has tenido y no sabes lo que son, nosotros hoy, te ayudaremos a descubrir que son realmente. 

¡Y no solo eso! También te daremos algunas técnicas que según algunos estudios, funcionan para poder tenerlos cuando tú quieras. 

¿Te gustaría poder tener uno de estos sueños? Entonces sigue leyendo. 

¿Qué son los sueños lúcidos? 

Antes de pasar a la acción, permítenos explicarte un poco que son esto de los sueños lúcidos que tanto se mencionan en ciertas charlas y web. 

Básicamente este tipo de sueños, son causados por el control absoluto que nosotros mismos tenemos sobre ellos. Es poder llegar a controlar desde una pesadilla, hasta el más bonito de los sueños, a nuestra voluntad. También nos sirve -por qué no- para poder explicar nuestro subconsciente de una manera eficaz. 

Pero no te creas que esto de los sueños lúcidos es algo moderno. No. Ya las antiguas civilizaciones utilizaban estos sueños para diversos temas



Sin ir más lejos, algunos budistas utilizan los sueños lúcidos como forma de meditación, algunos artistas incluso, se aprovechan de ellos para poder sacar la inspiración que les hace falta. Y nosotros mismos los hemos utilizado para poder sacar algún tema interesante -como este- para esta web. ¿Increíble no? 

Todo esto empieza cuando llegamos a la fase REM (Movimiento Ocular Rápido; MOR) que es cuando en síntesis, nuestros sueños son má vívidos y digamos que narrativos. 

Se cree que existe una diferencia bastante clara -a nivel biológico- con respecto a los sueños normales y los sueños lúcidos. Y es que los segundos, se ha podido comprobar como el cortex prefrontal dorsolateral hay una actividad realmente significativa. Esta parte del cerebro se asocia con la memoria de trabajo.  


Ubicamos en esta imagen la parte del cerebro asociado con este tipo de sueños 

Cuando tenemos sueños lúcidos, nuestro cerebro está incesantemente emitiendo ondas beta, más que en los sueños normales. Estas ondas son representativas de la fase de vigilia -cuando estamos despiertos- y e menor grado de la fase REM. 

¿Como puedo controlar mis sueños? 

Sin duda alguna esto es un tema interesante, pero antes de seguir queremos que sepas que hay personas que ya pueden controlar sus sueños de una manera natural. Para las personas a las que nos cuesta hacerlo, debemos hacerlo con dedicación si queremos que esto funcione. 



Ahora bien, si deseas tener uno de estos sueños, estas técnicas que te describiremos a continuación te serán muy útiles. Pero en un principio necesitarás de una cosa: PACIENCIA. 

Al principio hacer esto será algo tedioso y complicado y puede que los resultados algo insatisfactorios. Por ejemplo perder la consciencia a los pocos segundos del sueño o no poder recordar nada de lo soñado. 

¿Listo? ¿Lista? Vamos allá. 

1 Debes registrar tus sueños  

Antes de poder empezar con las técnicas este paso es primordial para poder hacer esto. Si te es difícil poder recordar lo que has soñado, te aconsejamos que anotes tus sueños, ya que para poder tener uno de estos sueños, lo más importante es poder recordarlos casi al detalle. Si no tu esfuerzo será en vano. 

Nosotros lo que hacemos es llevar un pequeño diario de sueños. Esto nos ayuda a poder llevar un control de todo lo que soñamos.También puedes hacerlo con la grabadora del teléfono, así te ahorras el escribir nada más levantarte. 



Otra opción es que dediques unos minutos cuando te levantas, a recordar todo aquello que hayas soñado esa noche

Una vez que nos levantamos, nosotros desayunamos y cuando nos vamos a poner a trabajar en un artículo, es que lo miramos. Lo hacemos así ya que cuando despiertas el cerebro no está del todo activo y puedes no recordar muchas cosas. Leerlo después te ayudará a que la memoria te lleve a ese sueño. DE NUEVO.

2 Haz una prueba de realidad 

Estas pruebas pueden parecer algo raras, pero son cruciales para saber cuando estamos dormidos. Los orinautas, digamos que crean el hábito de cada vez que están despiertos, decirse a sí mismos que lo están, así en el modo vigilia saben que están despiertos. 

Has de repetirlo cada cierto tiempo cuando estés despierto. Puedes decir algo como esto: "Sé que estoy despierto. Estoy despierto". Esto te ayudará a saber cuando estas consciente de ello. 

Volviendo al tema de controlar los sueños. Una vez que estemos -digámoslo así- dentro del sueño, debes buscar descoherencias en éste. Es decir cosas que suceden y que en la realidad no pueden pasar. 

Puedes hacerlo simplemente preguntándote si estás dormido. O por ejemplo haciendo una prueba. Te imaginas que tienes ante ti un texto. Si ves que en el texto se mueven las letras exageradamente ¡bingo! si no pasa nada, sigue intentándolo. 

Pero siempre es mejor hacer varias pruebas por si la primera de ellas no funciona. 

Estas pruebas no solo te servirán para saber si realmente estamos despiertos o no, si no también para los falsos despertares muy comunes en este tipo de sueños. Básicamente se trata de creer que hemos despertado cuando en realidad aún estamos dormidos. 

Ahora te mostramos algunas de las pruebas que puedes hacer que a muchas otras personas les han funcionado. Ten en cuenta que cada personas es distinta de la otra y que lo que funciona para ella para ti puede no hacerlo. Intenta buscar la tuya. 

- Leer un texto: aparta la vista y vuelve a ver el texto, hazlo tres veces. 
- Mirar un reloj: observa que los número son estables y coherentes. 
- Mirarse las manos para notar anomalías: por ejemplo, un dedo demás o manos enormes. 
- Lanzar un hechizo: como poder mover objetos con la mente o volar.
- Enciende y apaga un interruptor: así compruebas si la luz cambia o no.
- Mirarte en el espejo y ver si tu aspecto es normal. 

3 Incuba sueños 

Para poder hacer esto, debemos de recitar una determinada frase o visualizar una imagen antes de quedarnos dormidos. Esta técnica se utiliza mucho para poder tener sueños concretos. Por ejemplo ir a lugares exóticos o a una determinada zona



Para los sueños lúcidos repetirnos una y otra vez que estamos en ese lugar o verlo constantemente, nos ayudará a la hora de saber que estamos dentro del sueño una vez lo volvamos a ver. 

Algo que a nosotros nos a funcionado -y puede que a ti también- sea decir la frase o ver la imagen y luego decirte a ti mismo: "y me daré cuenta de ello" es mucha más eficaz créenos. 

4 No dejes que tu mente se duerma 

Parece algo ilógico querer dormir pero sin que la mente lo haga. Es posible o por lo menos estar conscientes un poco. Ya que es habitual que en ciertas ocasiones entremos directamente en el sueño lúcido nada más dormirnos. 

Entonces debemos controlar que nuestro cuerpo duerme pero nuestra mente esté parcialmente despierta. Puede ser útil hacer ejercicios de relajación muscular, darte cuenta de las sensaciones del mismo sueño e incluso ver las imágenes hipnogógicas has "entrar" en una de ellas. 

Realmente esta técnica se conoce como "inducción desde la vigilia". Es muy útil para provocar uno de estos sueños. Pero ¡ojo! y aquí viene lo que a muchos de nosotros no nos gusta. Puede favorecer a la parálisis del sueño. Esto puede aprovecharse como paso previo al sueño lúcido. 

5 Despiértate y vuélvete a dormir 

Para poder hacer esto, deberemos hacer una actividad que nos mantenga despiertos, algo relajado. Pero antes de ello deberemos haber dormido unas 6 horas

Para hacerlo debes -si quieres- utilizar una alarma, que es más eficaz. Lees o estando en la misma cama te mueves un poco, así durante al menos 20 o 40 minutos

De esta forma lograrás pasar a la fase REM más rápido, es ahí donde los sueños son más vívidos y lúcidos. Sucede algo parecido en las siestas, sobre todo cuando hace poco que nos hemos levantado de ellas. 

6 Recuérdate que estás soñando 

De una forma natural siempre es común que perdamos el hilo del sueño, sobre todo si este es muy activo. Procura estar calmado y relajado, es crucial para ello. 

Una vez que estés soñando repitete "estoy soñando" así te mantendrás consciente más tiempo. También puede ayudar que hagas un frote de manos, esto te ayudará a que distingas del cuerpo físico a el del sueño. 

7 Crea un nuevo escenario 

Es probable que al principio te cueste concentrarte en un lugar en concreto en el mismo sueño, no siendo muy fácil poder controlar el sueño. Por eso es de gran ayuda que te imagines en ciertos momentos en lugares diferentes. 

Hay varias técnicas para poder hacerlo: "crear portales con la mente", cerrar los ojos y visualizar un escenario e inr a él; dar vueltas en círculos con los ojos cerrados...

8 Pide un deseo o visualiza una imagen 

Si has llegado hasta este punto aplicando las técnicas que te hemos venido diciendo, enhorabuena ¡lo has logrado! ahora puedes hacer lo que quieras. El único límite es tu imaginación. 

Para que te sea más fácil debes saber que existen dos maneras de controlar los sueños: la primera es deseándolo y visualizandolo. Decir lo que quieres que pase en voz alta. Por ejemplo: "Estoy volando por encima de mi barrio" facilita mucho el poder hacerlo. 

9 Prepara tu siguiente sueño lúcido 

Hay una técnica que se utiliza mucho en estos casos es la llamada "inducción lúcida de sueños lúcidos", lo que es lo mismo, permite incubar un sueño lúcido con el siguiente. Existen varias técnicas para hacerlo, pero puede que necesites varios intentos. 

Puede serte de utilidad invocar a un guía onírico en tu primer sueño lúcido y por ejemplo pedirle que te avise la próxima vez que estés soñando. También puedes crear una habitación que te sirva como vestidor que separa este mundo del de los sueños. 

*

Estas técnicas que te hemos buscado para que puedas tener sueños controlados o sueños lúcidos son realmente eficaces, nosotros las hemos probado y los resultados son bastante buenos. Ten paciencia, puede que a la primera no salgan, pero con el tiempo verás que empezarás a controlarlos cada vez más. Te sorprenderás lo que estos te ayudarán en tu vida diarias. 

Pero de esto quizás, hablemos en otro artículo. Ahora queremos saber si te ha funcionado. Comenta las dudas que tengas o que es lo que te funciona y lo que no, puede que ayudes a otra persona :) 

Fuente: psicologíaymente.net  

Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios