Fantasmas

Una de las fotos de fantasmas más famosas, "El fantasma de Ipswich"

¡YA HEMOS VUELTO! y antes de lo previsto, y como no, queríamos volver con muchas ganas e ilusión, por eso hoy, hablaremos de una de las fotos que quizás halla dado mucho de que hablar a lo largo de estos años, hablaremos sobre "el fantasma de Ipswich", ¿lo conoces? 

Desde que se inventó al cámara fotográfica allá por el 1816, se han capturado sin quererlo muchas cosas extrañas. Todos sabemos que hoy en día, es prácticamente fácil plasmar una foto fantasmal ya que con el avance de la tecnología, han aparecido programas que son capaces de hacer este tipo de cosas. Pero no queremos hablar del futuro, si no del pasado, cuando era apenas casi imposible hacer una fotografía fantasmal.  

Hace muy poco, les hablábamos de William Mumler  un hombre que sacaba fotos fantasmales, cuando aun la fotografía estaba en pañales. Sin duda es uno de esos temas que desde tiempos remotos, a la humanidad a traído de cabeza. Pero esta foto, se caracteriza por tener un halo de misterio que casi ninguna foto de la época tienen...una historia que siempre perdurará en la historia...

Durante una visita al cementerio de Ipswich en Inglaterra, allá por el 1959, Mabel Chinnery tomó una fotografía, a su esposo que estaba sentado en su flamante coche. Pero la sorpresa se la llevaron cuando revelaron dichas fotos, en ella pudieron ver como una figura humana, estaba sentada detrás de su marido y ella sabía que no era una persona real...Lo más interesante de esta foto, es que un experto fotógrafo, analizó dicha imagen y pudo certificar que la foto no había sido manipulada de ningún modo, tampoco que se tratara de un error de impresión o óptico ni fallo de la cámara. 

Un fantasma con mucha historia, el fantasma del asiento trasero de Ipswich 

El 22 de Marzo de 1959 la señora Mabel junto con su marido James, se dirigían al cementerio de Ipswich en Inglaterra, en su coche. Apenas habían pasado semanas desde el fallecimiento de la madre de Mabel, la señora Ellen Hammel, la cual habían enterrado en el cementerio de la iglesia local. Después de limpiar el nicho, cambiar las fotos y las flores de la tumba, Mabel decide hacer una foto del lugar. Cuando se dio cuenta, se percató que le faltaba una foto, la de su marido, entonces decidió hacer le la foto, a su marido que es el hombre que está sentado en el asiento delantero.

“Decidí gastar la última fotografía en mi marido, quien estaba sentado esperando en el coche, solo”, explicó la señora Mabel Chinnery. “Cuando miré por el objetivo de la cámara todo lo que vi era mi marido al volante del coche. Y le hice la fotografía. No pasó nada más.”
La  sorpresa vino cuando Mabel reveló las fotos, ella se percató de que la figura de un hombre, se podía ver justo detrás del hombro de su marido, una figura que  no estaba cuando ella tomó la foto.




“Cuando le mostré la imagen a amigos, uno de ellos dijo: “pero si es tu madre”, dijo Mabel. “Lo primero que pensé era que James me estaba gastando una broma, pero no, era completamente real. Aunque en un principio me parecía inverosímil, la verdad es que ella estaba allí.”
 Mabel de inmediato reconoció a esta figura, era la de su madre recientemente fallecida, que fue enterrada no muy lejos de donde se encontraba el vehículo, lo más curioso del caso, es que esta figura, estaba en el mismo asiento donde la madre de Mabel, se solía sentar cuando iban en coche.


“Fue increíble. Yo la reconocí de inmediato”, explicó Mabel. “Pero lo más extraordinario es que mi madre tenía la costumbre de sentarse en la parte de atrás del coche, justo en ese lugar cuando iba con James, ya que así podía hablarle mientras conducía.”
Lo más interesante de esta foto, viene ahora, y es que un experto fotógrafo examinó dicha imagen para ver si se trataba de un fraude o de una doble exposición o efecto óptico, pero el experto dictaminó que esta fotografía era auténtica, que no había sido manipulada de ninguna manera posible.


“Apuesto mi reputación afirmando que la imagen es real, no es un reflejo ni una doble exposición”, dijo el fotógrafo. “La imagen es impresionante y demuestra que nunca se sabe cuándo un fantasma aparecerá, además de que no se tiene que ser un experto en lo paranormal para poder conseguir una imagen tan espectacular.”


En aquella  época, no había Internet, pero la noticia de la foto fantasmal del cementerio de Ipswich, corrió como la pólvora. Los más escépticos de la época, afirmaron que se trataba de una simple reflexión en el metal y que este junto con la luz, formaban lo que parecía una fantasma. Pero para los expertos en lo paranormal, se trata sin duda de una foto real, ya que los ojos brillantes muestran una materialización de esta presencia fantasmal.

Sea verdad, o no, es sin duda que la foto del "fantasma del asiento trasero" es una de las mejores fotos que podremos ver en años, una foto que perdurará durante siglos si contamos bien su historia, la historia de una hija que pudo ver por última vez a su madre, que la esperó en el más allá. 

Este es uno de los mayores regalos que les podemos hacer a nuestra vuelta, un regalo que perdurará en esta página como una de las mejores fotos de fantasmas de la historia...y amig@s esto es sin duda el principio, preparen se por que venimos con muchas ganas. 

Opina sobre esta foto en nuestras redes sociales y haznos saber cuál es tú opinión al respecto. Ya sabes lo puedes hacer en nuestro Facebook o Twitter oficiales.

Haz click para ver el contenido.

Comentarios