La leyenda del túnel de los gritos

A lo largo de toda nuestra existencia, a habido siempre muchas historias que han pasado de generación  en generación, es decir, leyendas que muchos de nosotros siempre hemos escuchado. Algunas personas piensa que una simple leyenda no esconde más que creatividad e imaginación, pero muchas veces hace falta mucho más que esas dos características, a veces hace falta una dosis de verdad en toda leyenda, ¿no creen? 


Empezamos dentro de un misterioso túnel, cubierto tan sólo por la grandeza de la oscuridad, nos encontramos en uno de los lugares más impresionantes para los amantes de lo paranormal. Si alguna vez pasas por el aso peatonal de Warner Roud en la esquina noroeste de las Cataratas del Niagara, allí podrán ver un viejo túnel de ferrocarril donde es muy familiar, una peculiar costumbre. 

La mujer del túnel de los gritos 

Nada más llegar nos encontraremos un enorme túnel de piedra caliza que se extiende por debajo de lo que una vez fue la línea Grand Trunk Railway muy cerca de las famosas Cataratas del Niagara. La historia cuanta que este túnel fue construido para poder drenar el agua que saliera de las tierras de cultivo cercanas. Hoy en día, está frecuentada por camioneros que pasan por su interior para poder ahorrarse parte del camino de la trayectoria. 


Este misterioso túnel de construyó en 1990 con una altura de 4 metros y unos 38 metros de largo. Se trataría de un túnel como cualquier otro, si no fuera por los innumerables testigos que han podido afirmar que dentro de este túnel, pasan cosas muy extrañas, cosas que no tienen ninguna explicación lógica alguna. 

Cuando vamos caminando por su interior, se pueden escuchar gritos y podemos sentir una presencia fría, que nos recorre todo el cuerpo arropándonos de terror, con su brisa gélida. Alguien que apaga las cerillas, cuando te atreves a encender e iluminar parte del túnel. 

La leyenda local cuanta que allí una niña corría en llamas, poco después de que su casa cercana al túnel, se la devoraran las llamas. También se dice que esta muchacha, fue asesinada por su propio padre y después quemada, tras perder la custodia legal de ella. De ahí es de donde provienen los gritos...la presencia...que quiere apagar toda cerilla que se enciende en este túnel. 

¿Te atreves a encender una cerilla? 

Son muchas las personas que llevan contado esta historia tan misteriosa, pero muchos otros aseguran que las cerillas se apagan por la corriente de aire que hay en el interior de todo el túnel. Y en cuanto a los gritos...puede que se trate del mismo eco que producen las Cataratas del Niagara, que está muy cerca. Incidentes que nadie hoy en día, a sabido explicar con certeza, fenómenos que a cualquiera que entre en su interior le causa un escalofrío que le recorre desde los pies hasta la cabeza. 


Muchas películas de terror se han grabado en este túnel, dado ese halo de misterio que su historia y presencia desprende. ¿Y ustedes, se atreven a entrar? 

Tu correo electrónico:


Delivered by FeedBurner
Subscribe to Tenerife Paranormal by Email

siguenos en facebooksiguenos en TwitterCanal de youtubesígueme por Correo

Comentarios