NUEVA EVIDENCIA

Nuevas pruebas fotográficas del Monstruo del Lago Ness 

Recientemente, el famoso actor Charlie Sheen sorprendió a sus seguidores en Twitter afirmando su creencia en el monstruo del Lago Ness y anunciando sus planes de “dar caza” a la criatura legendaria con un equipo de expertos. Y así fue, voló en su jet privado hacia las tierras altas escocesas y durante cuatro días fue busca de la enigmática criatura. Este hecho volvió abrir el debate de la existencia del “monstruo”, que desde que fue presentado públicamente en 1933, se han registrado diversas evidencias sobre su existencia, convirtiéndose así en un tema controvertido tanto para la comunidad criptozoológica como para la ciencia.


Ahora, una fotografía tomada en Escocia ha vuelto a alimentar la especulación del legendario monstruo del Lago Ness. Un fotógrafo amateur llamado David Elder, de 50 años, estaba fotografiando un cisne en Fort Augsutus en el Lago Ness, cuando observó claramente como las aguas se “levaron” a cierta distancia, lo que sugiere que algo grande se escondía debajo. ¿Es esta una clara evidencia de la existencia de la enigmática criatura del Lago Ness?

La misteriosa “ola”

David capturó la imagen inquietante en la orilla del Lago Ness. La imagen fue tomada en Fort Augustus, en el extremo sur-oeste a lo largo de los 23 kilómetros de agua al norte de Escocia. La imagen parece mostrar una larga “ola”, al parecer causado por algún tipo de perturbación en la superficie del lago. El aficionado a la fotografía de 50 años de edad, insiste en que la única cosa que podría haber causado esa anomalía es “un objeto negro sólido bajo el agua”.

El Sr. Elder, de East Kilbride en Lanarkshire, Escocia, fue capaz de capturar imágenes fijas, así como grabar un vídeo de la misteriosa escena.

“Estábamos al final del muelle en Fort Augustus y yo estaba tomando una fotografía de un cisne en el momento que apareció esa anomalía”, dijo David a los medios de comunicación locales.


Monstruo del Lago Ness
Monstruo del lago Ness

David explicó que por su rabillo del ojo derecho observó un área de color negro en las aguas de 4,5 metros de largo que se convirtió en una especie de ola. El Sr. Elder está seguro a día de hoy que eso fue causado por un objeto negro sólido bajo el agua, ya que las aguas estaban muy tranquilas en ese momento y no había ondas que saliesen de la ola y no había otra actividad en el agua. Sin duda, había algo sólido y haciendo la ola en el agua. Al mostrar las fotografías y el vídeo que haba grabado, muchas personas le dijeron que la onda tal vez creada por una tabla de windsurf, pero él y los testigos presenciales aseguran que no había nadie en el lago en ese momento, no habían barcos cerca, nada.

“La alteración en el agua comenzó a moverse hacia los lados. Es algo que no puedo explicar”, dijo.


Para muchos expertos, sin duda, se trata de una prueba extraordinaria sobre la existencia de Nesse en el Lago Ness, que es el más grande de Gran Bretaña, debido a su profundidad de 230 metros. Sin embargo, los más escépticos atribuyen la misteriosa ola a una ráfaga de viento u otro fenómeno natural, en un intento de desacreditar una vez más las evidencias aportadas.

El misterio continúa

Pero para los más creyentes, estas imágenes demuestran la existencia del monstruo del Lago Ness, una criatura cuya presencia ha sido sugerida desde tiempos inmemorables, pero no reconocida por la comunidad científica. El interés popular y la creencia en la existencia de la enigmática criatura se originó desde que se presentó por primera vez públicamente en 1933.

La teoría más común entre los creyentes es que la criatura forma parte de una línea de plesiosaurios sobrevivientes en el lago. La comunidad científica afirma que el monstruo del Lago Ness es simplemente un mito, explicando las evidencias como errores de identificación de los objetos más mundanos, simples bromas, o ilusiones ópticas. A pesar de ello, sigue siendo uno de los misterios criptozoologícos más famoso, apodado como Nessie desde los años 50. Pero aparte de las fotografías, una de las pruebas sobre su existencia la podemos encontrar en las tallas hechas por los antiguos habitantes de las tierras altas de Escocia hace unos 1.500 años, que dejaron grabado una extraña criatura acuática.

Con el paso del tiempo muchos expertos han dado sus teorías sobre las misteriosas aprisiones de Nessie. Una reciente teoría dice que el “monstruo” es en realidad nada más que burbujas e interrupciones en el agua causadas por la actividad volcánica en el fondo del lago. Este último argumento se apoya en un grado menor en virtud a la correlación entre el movimiento tectónico y los avistamientos reportados.


Pero algunos investigadores, afirman que no hay “criaturas físicas” dentro del lago. Al igual que pasa con el fenómeno de las “Panteras Fantasma”, podría tratarse de un animal dimensional o incluso un pequeño residuo paranormal o sobrenatural en su naturaleza, es decir, que tiene una formación semi-física temporal

Información sacada de: mundoesotericoparanormal




Comentarios